líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Pequeña guía festivalera para los anunciantes: cómo comportarse en un festival de música

Con la llegada del verano llegan las sombrillas, la siesta y… los festivales de música. La época estival trae consigo el buen tiempo y el ocio lo cual hace proliferar estas fiestas que giran en torno a la música y la diversión. Esta explosión de música y gente es una ocasión perfecta para que las marcas muestren su lado más juvenil y desenfadado.

Pero no es suficiente con estar presentes, los anunciantes deben aprender a comportarse de acuerdo con las normas que han impuesto los amantes de la música en su particular celebración. Si la marca consigue conectar con los asistentes al festival, enormes posibilidades se despertarán ante sus ojos y podrá acceder a un público contento y receptivo de ideas creativas y entretenimiento.

Un buen ejemplo de una marca que ha sabido adaptarse al funcionamiento de un festival es Jägermeister con su camión que permite a los asistentes a subirse y disfrutar de buenas vistas de algunos conciertos. La marca alemana fabricante de un licor de hierbas con un nuevo toque ha conseguido gracias a esta sencilla acción nuevos fans.

La mayor parte de la financiación de los festivales de música viene por parte de las marcas colaboradoras, pero es importante que éstas tengan presencia en el evento sin resultar invasivas ni molestas.

Las posibilidades de alcanzar difusión y aceptación gracias a la participación en un importante evento musical son infinitas, las marcas simplemente deben aprender a utilizar las herramientas disponibles para acercarse a un enorme público que está deseoso de absorber innovación y creatividad de manera desenfadada.

 

R* organiza la 11ª edición de los premios internet Auto Award AnteriorSigueinte Mindshare lanza en España Business Results, una nueva división especializada en trasformar el marketing y comunicación en negocio

Noticias recomendadas