líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Los trabajadores de Pixar acusan a Disney de esconder bajo el felpudo el contenido LGBT

AnunciantesFotograma de la película de Pixar "Luca"

¿Es Disney una empresa homófoba? Los empleados de Pixar creen que sí

Los trabajadores de Pixar acusan a Disney de esconder bajo el felpudo el contenido LGBT

Esther Lastra

Escrito por Esther Lastra

En una controvertida misiva los empleados de Pixar acusan a Disney de reprimir los gestos de afecto entre personajes del mismo sexo.

Las películas de Disney no son excesivamente pródigas en personajes LGBT (al menos en personajes que declaran abiertamente su homosexualidad). Salvo LeFou, que en La bella y la bestia (2017) no ocultaba en modo alguno el amor que le inspiraba Gastón, y algún otro personaje (casi siempre secundario), Disney juega deliberadamente a la ambigüedad con la orientación sexual de los personajes de sus películas. Pero parece que la empresa de Mickey Mouse iría mucho más allá y reprimiría intencionadamente los gestos de afecto entre personajes del mismo sexo. Así lo aseguran en una controvertida misiva los empleados de Pixar, filial del gigante estadounidense.

La carta, que ha visto la luz en Variety, la firman «los empleados LGBTQIA+ de Pixar y sus aliados». Y en ella se denuncia la homofobia soterrada que lo impregna todo en Pixar, una compañía que Disney absorbió en 2006.

Los trabajadores que rubrican la epístola se lamentan de Disney ha suprimido «casi cada momento de afecto abiertamente gay, sin atender a las protestas de los equipos creativos y los líderes ejecutivos de Pixar».

En la carta se tilda asimismo de hipócrita a Bob Chapek, CEO de Disney, en relación con una legislación homófoba de nueva hornada que acaba de aprobarse en el estado de Florida. Los empleados de Pixar censuran la pasividad de Chapek con respecto a esta nueva norma, conocida con el sobrenombre de «Don’t Say Gay». De hecho, ONGs como Human Rights Campaign han llegado al extremo de rechazar los donativos de Disney en protesta por el fariseísmo de su CEO.

Los trabajadores de Pixar tildan de hipócrita al CEO de Disney

A los empleados de Pixar les ha sentado especialmente a cuerno quemado que, si bien Chapek ha dado la callada por respuesta en relación con la norma «Don’t Say Gay» (que veta las discusiones sobre la orientación sexual o la identidad sexual en las escuelas), ha enviado simultáneamente una circular a sus empleados instándoles a generar «contenido más diverso» en respuesta a la aprobación de la polémica legislación. Desde el punto de vista de quienes firman la misiva, Chapek hace alarde de una execrable hipocresía con su conducta deliberadamente contradictoria.

«En Pixar hemos sido testigos de cómo hermosas historias llenas de personajes diversos vuelven de los despachos de los ejecutivos de Disney convertidas en la sombra de lo que habían sido», dice la carta. «Incluso si crear contenido LGBT fuese la respuesta a las leyes discriminatorias del mundo, se nos prohíbe crearlo», aseveran los trabajadores de Pixar.

La epístola denuncia además el «rainbow washing» alentado por Disney, que se valdría de fiestas reivindicativas como el Orgullo para vender «merchadising» ad hoc y lanzar campañas con el último objetivo de lavar su propia imagen. «Es terrible trabajar para una empresa que saca dinero del Orgullo mientras elige mantenerse al margen en nuestro momento de mayor necesidad», sostienen los trabajadores que firman la carta.

Disney se mostraría renuente a mostrar más personajes LGBT en sus películas para evitar su eventual destierro en mercados extraordinariamente lucrativos como Rusia, Arabia Saudí o China. No en vano, Onward, la primera película de Pixar en la que un personaje secundario tenía una pareja del mismo sexo, fue vetada precisamente por su contenido LGBT en los países del Golfo Pérsico y en Rusia el filme se estrenó convenientemente censurado.

Temas

Disney

 

ElXokas, el streamer español más popular, se cambia en directo a Finetwork durante El XokastAnteriorSigueinteCookieless y Zero Party Data: ¿el futuro de la publicidad?

Contenido patrocinado