líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Claves del gran desembarco de AliExpress en Europa

Por qué Alibaba ha elegido España para abrir la primera tienda AliExpress en Europa

No es casualidad que la primera tienda física de AliExpress en Europa se haya abierto en nuestro país. Es solo un paso más en su expansión internacional.

aliexpress-espana

El pasado domingo se desató la locura por la apertura de la primera tienda física de AliExpress en Europa. Por el establecimiento no solo pasaron miles de personas, sino que cientos de ellas llegaron a pasar la noche en el centro comercial Xanadú en Arroyomolinos (Madrid) para ser de los primeros en entrar.

Aunque la expectación recordaba al lanzamiento de un nuevo iPhone, en este caso los consumidores no esperaban para gastarse 1.000 euros y así conseguir el smartphone de Apple antes que muchos. Todo lo contrario: AliExpress había prometido regalos a sus primeros 500 clientes. Smartphone Xiaomi A3 para los cinco primeros, un patinete MI Electric Scooter para el octavo y un dron DIJ TELLO para el undécimo eran algunos de los obsequios que ofrecía el gigante chino.

El 90% del negocio de Alibaba viene del mercado local chino

Esta apertura, que forma parte de la estrategia de expansión internacional que el gigante online Alibaba lleva aplicando desde principios de año, está más que estudiada. La compañía, fundada en 1999, lucha contra la estadounidense Amazon por conseguir el dominio global del e-commerce. Y, aunque en volumen de operaciones, los chinos triplican a los americanos, lo cierto es que el 90% del negocio de Alibaba viene del mercado local chino.

A través de la plataforma online de AliExpress opera en 220 países, donde ofrece productos de fabricantes chinos. Sin embargo, eso está cambiando. En España, Rusia, Turquía e Italia, la compañía está empezando a ofrecer a los fabricantes locales la posibilidad de vender sus productos a través de AliExpress, también en mercados extranjeros.

¿Por qué España?

Para AliExpress, nuestro país es el tercer mercado extranjero más grande, después de Rusia y Estados Unidos. Además, el grupo chino es el segundo en España, detrás de Amazon y por delante de El Corte Inglés: «Los españoles están muy abiertos a probar nuevos productos y marcas”, dice Estela Ye, directora general de AliExpress en España. «Allí nuestro negocio se ha desarrollado bien desde el principio».

Más que de probar nuevos productos, hay quien habla de una tendencia creciente a «buscar gangas y productos baratos», como Fernando Aparicio, experto en e-commerce en IE Business School. Fernando Aparicio, e-commerce expert at IE Business School in Madrid. Por eso, «España es un mercado relativamente sencillo para los chinos«, explica.

Antes de la tienda física

Ya en 2016, Alibaba abrió AliExpress Plaza. Se trataba de un enlace en el sitio web del portal para enviar productos directamente desde España. Esto acortaba notablemente los plazos de entrega, que se reducía a tres días (los envíos desde China pueden suponer varias semanas), y permite a los consumidores ahorrar costes y simplificar las devoluciones. «Hoy, 3.000 fabricantes españoles nos ofrecen sus productos o están en el proceso de registro», dice Ye.

Lo que ha sido una novedad más reciente es que los productos españoles también se vendan en mercados extranjeros para los chinos. «Estamos haciendo esto como un primer paso en Europa, porque hay una única moneda, y después lo haremos en Rusia». Para las empresas españolas pequeñas, se trata de una oportunidad para abrirse a mercados extranjeros. Y, para Alibaba, la posibilidad de llegar más fácilmente a los consumidores que están fuera de China.

El Corte Inglés y Alibaba anunciaron en junio la incorporación de 6 marcas más de la compañía española al catálogo del marketplace chino

Otro hito importante fue el acuerdo de AliExpress con El Corte Inglés para abrir una tienda pop-up en su centro de Sanchinarro (Madrid) el pasado noviembre. También desde el año pasado, los chinos que visitan nuestro país pueden pagar en los centros de El Corte Inglés con el sistema AliPay. De esta manera, el grupo español amplía su target e intenta captar a más turistas chinos como potenciales clientes. Además, El Corte Inglés y Alibaba anunciaron el pasado mes de junio la incorporación de 6 marcas más de la compañía española al catálogo del marketplace chino.

La apertura de la tienda física, de 740 metros cuadrados es, por tanto, el último movimiento -hasta ahora- del gigante chino. Se trata del escaparate perfecto para que los españoles conozcan en primera persona las marcas chinas: «Una tienda real refuerza la confianza de los consumidores porque ahí pueden reclamar o devolver productos», dice Philip Moscoso, un experto en retail de IESE Business School.

Pero los chinos no son los únicos. Su rival Amazon también tiene sus propias tiendas: «Simplemente hay muchos consumidores que quieren ver los productos antes de comprarlos«, dice Moscoso. «Muchas compañías que empezaron como simples proveedores online ahora están abriendo algunas tiendas», añade. ¿Quién dijo que llegaba el fin del comercio offline?

 

Kim Kardashian lanza por fin su marca bajo el nombre de "SKIMS" tras la controversia suscitada por "Kimono"AnteriorSigueinteInstagram busca el engagement de Snapchat con una app de mensajería llamada "Threads"

Noticias recomendadas