Anunciantes

Los eslóganes de un buen número de marcas pecan de egocéntricos

Por qué los eslóganes de muchas marcas tienen un ego que no les cabe en el pecho

El 43% de los eslóganes de las marcas son víctimas del egocentrismo más absoluto, según un reciente estudio de Globeone.

egoEl eslogan es junto con el sacrosanto logotipo uno de los instrumentos de comunicación más importantes para las marcas. Pero, ¿hasta qué punto son pertinentes y están en línea con los tiempos que corren los eslóganes a los que las marcas tienen a bien asociarse? Parece que no demasiado. Según un reciente estudio llevado a cabo en Alemania por la consultora Globeone, los “claims” de un buen número de empresas pecan de excesivamente egocéntricos y dejan en segundo plano al propósito, aquello que las marcas devuelven a la sociedad en su conjunto (y no única y exclusivamente a sus clientes).

De acuerdo con el informe de Globeone, el 73% de las marcas evaluadas dispone de más de lema. ¿El problema? Que el 43% de esos “claims” son víctimas del egocentrismo más absoluto. O lo que es lo mismo: hacen únicamente referencia a la empresa y a los productos y servicios que ésta comercializa.

El 36% de los eslóganes se dirige individualmente al cliente evitando hacer mención a la sociedad en su conjunto. Y aunque el 58% de los lemas apelan a la utilidad del producto en un plano fundamentalmente emocional, sólo el 18% de las empresas se valen de esa utilidad para poner en valor una misión más elevada (de la que se beneficia la sociedad en su conjunto).

Que las compañías dejan completamente en un segundo plano al propósito en sus eslóganes es, a juicio de Globeone, tan sorprendente como perjudicial. Teniendo en cuenta que buena parte de las decisiones de compra tienen lugar en una parcela puramente emocional, resulta chocante que las marcas se empeñen en dejar a la sociedad fuera de juego de las emociones involucradas en un instrumento de comunicación tan poderoso como el “claim”.

Prueba de lo egocéntricos (y desdeñosos con el propósito) que pueden llegar a ser los eslóganes es, ejemplo, “Vorsprung durch Technik”, el lema de Audi. En su “claim” el célebre fabricante automovilístico teutón pone de relieve al producto y a su propia empresa, pero deja en la penumbra a la sociedad y a los avances (tecnológicos o no) de los que ésta necesita pertrecharse, enfatiza Niklas Schaffmeister, managing partner de Globeone.

Por otra parte, el 55% de las empresas renuncia a lo emocional en sus eslóganes para apostar por un lenguaje puramente racional. Y el 50% de las compañías se eligen a sí mismas como protagonistas de sus “claims”.

Te recomendamos

México

School

Podcast

Podcast

Compartir