Anunciantes

Por qué los GAFA ya no son intocables en su patria chica

Los GAFA, esos riquísimos "niños mimados" a los que EE.UU. se hartó de consentirles todo

Los GAFA se han hecho más ricos (si cabe) durante la presidencia de Donald Trump, pero la presión sobre ellos es también cada vez mayor.

gafaLos gigantes "techies" oriundos del otro lado del charco se han hecho más ricos (si cabe) durante la presidencia de Donald Trump. Pero la presión que ejerce sobre ellos la política estadounidense se ha acrecentado insoportablemente en los últimos años y parece que no menguará en modo alguno (independientemente de quien sea el próximo inquilino de la Casa Blanca).

La primera gran reunión de empleados que tuvo lugar en Google tras la victoria de Trump hace cuatro años en las urnas se pareció en muchos sentidos a un funeral. "La mayor parte de la gente estaba bastante triste y disgustada", admitió Sergey Brin, cofundador de la empresa de Mountain View.

Sin embargo, aun cuando Silicon Valley, predominantemente demócrata, está a años luz de distancia de Trump (en el plano político), lo cierto es que a los titanes estadounidenses de la tecnología no les ha ido nada más durante los último cuatro años.

Los denominados GAFA (Google, Amazon, Facebook y Apple) presumen de estar cómodamente apoltronados en mullidos y multimillonarios colchones financieros. Con la reforma fiscal de Trump Google y compañía pudieron traerse a casa las ganancias acumuladas durante años en el extranjero a un tipo reducido del 15% (que antes era del 35%).

Tim Cook, CEO de Apple, logró que Trump hiciera una excepción con su compañía y la liberara de las tarifas impuestas sobre los componentes procedentes de China. A cambio la empresa de la manzana se comprometió a ensamblar la nueva generación de ordenadores Mac Pro en Texas, lo cual fue a bote pronto un precio a pagar bastante aceptable para los Cupertino.

Con la persecución iniciada este verano contra TikTok, el Gobierno de Trump demostró además cuán lejos estaba dispuesto a llegar con tal de que los datos de los usuarios estadounidenses de la app china fueran gestionados por empresas "made in USA".

Durante el tercer trimestre del año Apple, Google, Facebok y Amazon lograron unos beneficios conjuntos de 38.000 millones de dólares. La crisis del coronavirus ha hecho aún más indispensables (y opulentos) a los GAFA. Pero simultáneamente los nubarrones se están cerniendo sobre ellos.

Durante la presidencia de Trump los GAFA se han hecho aún más ricos (pero las autoridades de la competencia quieren aguarles la fiesta)

Ya sea Trump quien logre apalancarse en la Casa Blanca o Joe Biden quien consiga imponerse en las urnas, parece que nada volverá a ser igual para los GAFA, a quienes las autoridades estadounidenses de la competencia tienen en la mirilla desde hace tiempo.

Además, Trump ha sido protagonista en los últimos tiempos de enconadas polémicas con redes sociales como Facebook y Twitter a cuenta de la censura que supuestamente éstas practican sobre sus contenidos.

Durante mucho tiempo el Partido Republicano se ha lamentado amargamente de que las opiniones de corte conservador son presuntamente eliminadas en las grandes plataformas online. Y después de que Facebook y Twitter decidieran tomar cartas en el asunto para parar los pies a las "fake news" sobre el coronavirus y las elecciones presidenciales, se desató la furibunda ira del presidente.

Trump tiene particularmente en la mirilla la denominada sección 230, una regulación de los 90 que protege a las grandes plataformas online de eventuales responsabilidades legales por los contenidos que suben sus usuarios y les permite asimismo un gran margen de maniobra para actuar contra contribuciones de naturaleza individual.

"El mayor peligro para la democracia estadounidense es la concentración de poder en las manos de un pequeño grupo de representantes no electos con especiales intereses, los responsables de las grandes empresas tecnológicas", subrayaba Trump este fin de semana durante un mitin electoral, al tiempo que insistía en que era hora de arrebatarles el poder a Facebook y compañía.

Se da la circunstancia de que hace solo unos días los máximos responsables de Facebook, Twitter y Google tuvieron que defenderse en el Senado de una serie de acusaciones en virtud de las cuales estarían usando su poder para ayudar a Biden a llegar a la Casa Blanca. Y hace apenas unas semanas el Departamento de Justicia de Estados Unidos presentó una demanda antimonopolio contra Google.

Si Biden gana las elecciones, la presión ejercida por las autoridades de la competencia podría recrudecerse aún más. No en vano, las influyente senadora demócrata Elizabeth Warren apostó el año pasado por el "desmembramiento" de Facebook, Google y Amazon a fin de rebajar sus colosales poderes. "Las empresas tecnológicas tienen tienen hoy mucho más poder sobre nuestra economía, nuestra sociedad y nuestra democracia", enfatizó Warren. La senadora quiere que la próxima generación de compañías "techies" pueda alcanzar también el éxito. "Y para hacerlo tenemos que parar los pies a la actual generación de empresas tecnológicas", insistió la senadora.

Te recomendamos

Enamorando

Newsletter

Smartclip

La Vaguada

Compartir