Anunciantes

En la era móvil hay un último momento de la verdad para las marcas

Por qué las marcas tienen que exprimir (con ganas) el último momento de la verdad

En la nueva era inaugurada por los ubicuos dispositivos móviles las diferentes fases que forman parte del "costumer journey" se fusionan en un único y último momento de la verdad.

momento de la verdadEn el sendero (a veces abrupto) por el que transita el consumidor hasta llegar a la compra hay un paso que las marcas están obligadas (sí o sí) a poner bajo la lupa: el último momento de la verdad. Así lo concluye al menos un reciente estudio de Trinity Business School que ha visto la luz recientemente en Journal of Advertising Research.

Luarent Muzellec y Eamonn O’Raghallaigh, los autores del informe, constatan que el concepto en torno al cual pivota su investigación ha evolucionado con el tiempo. El último momento de la verdad comenzó siendo el momento de la verdad a secas, el momento en el que el consumidor interactúa con la marca en el punto de venta.

A ese primer momento de la verdad sigue el segundo momento de la verdad, aquel instante en que el consumidor experimenta con el producto (y tiene ocasión de probarlo).

Otro momento de vital importancia es el que Google define como “cero momento de la verdad” y entronca directamente como las búsquedas (online) previas a las compras.

El tercer momento de la verdad es, por otra parte, el instante en que el consumidor comparte con los demás detalles sobre las experiencias emanadas de productos y servicios concretos.

Aunque el consumidor continúa pasando por las fases anteriormente enunciadas (necesidad, búsqueda, compra, experiencia y difusión de la experiencia), el creciente auge de los smartphones ha propiciado un cambio absolutamente sísmico en el “customer journey”.

Ese “customer journey” ha evolucionado hasta aglutinar en su seno todos los momentos en un único momento: el último momento de la verdad.

Hace algunos años podían pasar varios días entre la primera vez en que el consumidor era expuesto a la publicidad y la compra. En aquella época los marketeros debían, por ende, poner el foco sobre todo y ante todo en el “brand awareness”.

Actualmente, y con los dispositivos móviles a su vera, los consumidores viven los diferentes momentos involucrados en el “customer journey” de manera simultánea o con apenas unos segundos de diferencia entre una fase y otra.

Si las marcas fallan a la hora de capturar el engagement del consumidor en el último momento de la verdad, las marcas corren el peligro de convertirse en meros proveedores (huérfanos de acceso directo al cliente final).

Por esta razón, y si de verdad desean sacar todo su jugo al último momento de la verdad, las marcas podrían necesitar colgarse del brazo de nuevos intermediarios que hagan posible la conexión (ubicua y permanente) con el consumidor, recalcan los autores del informe.

Te recomendamos

Energy Sistem

School

Podcast

BTMB18

Compartir