Anunciantes

La justicia se pronuncia contra el modelo laboral de Deliveroo

Primera derrota judicial en España para Deliveroo: los "riders" son falsos autónomos

Un "rider" de Deliveroo consigue la primera derrota judicial de la compañía. La justicia afirma que sus repartidores son falsos autónomos, como ya apuntó anteriormente la Inspección de Trabajo.

DeliverooPrimera derrota judicial del modelo laboral de Deliveroo en España. El juzgado de lo Social número 6 de Valencia ha decidido dar la razón a Víctor Sánchez, uno de los denominados "riders" de la compañía de comida a domicilio, considerando que se trata de un "falso autónomo", por lo tanto sería la compañía la que debería haber abonado la Seguridad Social. Partiendo de ello, se considera que el despido de Sánchez fue improcedente.

La sentencia, que se alinea con el criterio de la Inspección de Trabajo, considera que los "riders" deben considerarse como trabajadores por cuenta ajena, ya que la compañía "controla todo el proceso productivo, desde las horas que debe trabajar el empleado hasta los trabajos que debe realizar, como explica el abogado de Sánchez, Marcos Llerena, según Eldiario.es. La relación, según la sentencia, "presenta rasgos que solo son concebibles en el trabajo dependiente y por cuenta ajena".

Es la primera vez que la justicia cuestiona el modelo laboral de Deliveroo, considerando a los "riders" como falsos autónomos. Una resolución muy esperada por sindicatos como Intersindical Valenciana, que ya han presentado una demanda colectiva que podría determinar de forma definitiva la relación laboral futura de Deliveroo y sus repartidores. De salir adelante, la compañía multinacional tendría que abonar a la Seguridad Social las cuotas no satisfechas. Teniendo en cuenta tan solo Valencia, donde se ha presentado la demanda colectiva, la cantidad ascendería a 170.000 euros.

Recientemente, la compañía decidió asegurar a sus empleados, ofreciéndoles un 75% de sus ingresos medios cuando están de baja, gastos médicos y hospitalarios hasta 12.500 euros, indemnizaciones por incapacidad y responsabilidad civil hasta cinco millones. Hasta dicho momento, los trabajadores quedaban al socaire del régimen de autónomos en caso de sufrir algún tipo de baja. Pero la Inspección de Trabajo ya puso en tela de juicio este modelo, acusando a la compañía de pretender "esconder una relación laboral".

Te recomendamos

TAPTAP

ICEMD

ADN

Recopilatorio

Enamorando

Compartir