Anunciantes

Procter & Gamble o cómo plantar cara a la publicidad digital (y no morir en el intento)

Procter & Gamble, el anunciante más grande del mundo sorprendía a todos diciendo adiós a la publicidad de precisión en Facebook. Una decisión que se tomaba después de destinar un tercio de su inversión a publicidad online y perder un 8% de sus ingresos a través de ventas en un periodo de 12 meses. Pero la compañía ha ido un paso más allá.

Tras la presentación de sus últimos resultados conocimos que P&G había recortado más de 100 millones de dólares en publicidad online durante el segundo trimestre. Lo cierto es que este recorte apenas ha tenido impacto en su negocio por lo que se demuestra que estos anuncios "eran en gran medida ineficaces", tal y como señalaban desde el Wall Street Journal.

Un escenario al que no contribuyen problemas como el fraude en la publicidad online. “Una de las razones por las que decidimos recortar en publicidad online es que nuestros anuncios se estaban mostrando a bots en vez de a seres humanos”, explicaba recientemente el jefe de las finanzas de P&G, John Moeller.

El problema es que la industria no es capaz de detectar cuánto tráfico bot existe. Las agencias continúan ofreciendo a sus clientes informes sobre cuán buena es su publicidad y cómo de libre de fraude está, pero, seguimos sin poder asegurar que los anuncios van a llegar a un 100% de receptores humanos.

Si P&G no es capaz de obtener publicidad libre de fraude, ¿quién puede entonces? A pesar de que miles de millones de dólares están siendo desperdiciados (robados, porque no decirlo) anualmente a los anunciantes, nadie está siendo procesado por este tipo de fraude.

“Hay un creciente sentido de que algo debe hacerse ante el avance de esta situación. Especialmente sobre el control e impacto de los gigantes tecnológicos en aspectos como la economía, la privacidad y el empleo”, señalan desde Createsend.com.

¿Será suficiente esta percepción que se está gestando para redirigir el rumbo de la industria? Quizás la clave resida únicamente en que todos los actores implicados muestren la voluntad necesaria en vez de continuar mirando hacia otro lado.

[fbcomments]
Te recomendamos

Cannes

Outbrain

Somos quiero

A3media

FOA

Compartir