Anunciantes

Procter & Gamble planea recortar 400 millones de dólares más

Procter & Gamble seguirá recortando en gasto publicitario, manejándolo in-house

Procter & GambleProcter & Gamble Co., la compañía que más gasta en publicidad digital, ha recortado tanto en pagos a agencias y productoras que ahora quiere más. Por eso, según ha anunciado Jon Moeller, chief financial officer, la compañía va a aumentar la planificación y compra in-house. La compañía ha superado las previsiones de los analistas sobre ventas y ganancias por acción en el último trimestre, con un crecimiento de más del 2% en ventas orgánicas, pues aumentó el gasto en medios pero redujo los costes en agencia y producción publicitaria.

Moeller ha señalado los esfuerzos para asegurar la visibilidad digital de sus anuncios y reducir el fraude entre los factores que han provocado el aumento del 10% en el alcance con un aumento general del gasto del 2%, todo en medios. La compañía tuvo unos gastos publicitarios de 7.100 millones de dólares el pasado año. Moeller también señaló que Procter & Gamble ya ha recortado en costes de agencia y producción 750 millones de dólares anuales en los últimos años, y pretende recortar otros 400 millones de dólares en el futuro.

“Automatizaremos más la planificación, producción y distribución de medios, haciéndolo in-house“. Estos movimientos parece que afectarán más a América del Norte, especialmente Hearts & Science, de Omnicom, y Dentsu Aegis Network, de Carat, según AdAge.com. Además, Moeller ha afirmado que todo ello conllevará el abastecimiento de “talento creativo y capacidad de producción”.

Aunque los esfuerzos para incrementar la transparencia han funcionado, Moeller cree que hay más espacio para eliminar anuncios no visibles y detener aquellos que se envían a bots o que son adyacentes a contenido inapropiado.

Hasta el momento, la compañía ha reducido el número de entidades con las que trabaja desde los 6.000 hasta los 2.500, mientras mejoran su flujo de caja 400 millones de dólares y extendiendo los pagos desde los 30 hasta los 75 días. Las acciones de la compañía cayeron un 3% en las primeras operaciones, debido al aumento de la preocupación de los inversores por el recorte de precios de las máquinas de afeitar Gillette.

Otros datos comentados por Moeller fueron el despunte de la categoría de belleza, con un crecimiento orgánico de las ventas del 9%, especialmente por la fortaleza de SK-II y Olay en China y Estados Unidos, así como el descenso de Pampers, la marca más grande de la compañía y del mercado de los pañales.

Te recomendamos

México

2boca2

podcast

A3media

Compartir