líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Los huevos fritos envasados en Mercadona despiertan polémica en redes sociales

Este curioso producto de Mercadona ha causado revuelo en las redes sociales

Fabiana Seara

Escrito por Fabiana Seara

Los huevos fritos envasados de Mercadona despiertan debates en redes sociales, pero según el inventor del producto, "nadie freirá un huevo en su casa en tres años".

Los huevos fritos envasados de Mercadona se han convertido en uno de los productos más comentados por los usuarios de las redes sociales en los últimos días. El creador de este inusual producto, Javier Yzuel, concedió una entrevista a El Periódico de España, donde señaló, «cuando salimos con el huevo congelado ya hubo un pequeño maremoto. Ahora, me ha escrito gente de todo el mundo y he conseguido que varias empresas contacten para llevarlo a otros mercados. La idea tiene encaje y sentido», expresó.

Por el precio de 1,80 euros, los clientes de Mercadona pueden adquirir estos huevos fritos envasados, que solo es necesario calentar en el microondas por 30 segundos y están listos para comer. El producto ha causado revuelo en las redes sociales, pues los consumidores se encuentran divididos entre quienes lo consideran un desperdicio de plástico, y los que lo defienden como un producto de utilidad. A pesar del aparente rechazo al producto en redes sociales, Javier Yzuel está seguro de su apuesta, e incluso señaló que «nadie freirá un huevo en su casa en tres años».

Mercadona no es el único que apuesta por el polémico producto

Yzuel dio con el método para cocinar huevos fritos y refrigerarlos o congelarlos en 2014, posteriormente patentó la invención en Europa y Estados Unidos y se ganó en 2016 la confianza de Burger King para lanzar una hamburguesa con huevo bajo su método. Este invento nació hace 8 años, pero de momento se había mantenido en la sombra. Ahora que ha pasado a un primer plano, se ha encontrado como principal argumento el envase de plástico donde viene protegido.

Sobre el polémico envase de Mercadona, Yzuel señaló que esta doble capa de plástico se debe a que al lanzar el producto se encontraron con que las personas metían el dedo en la yema. «Que lo haga mi hijo es normal, pero señoras mayores… Meten el dedo, revientan la yema, dejan ese envase ahí y se llevan el de atrás», expresó.

Añade que si bien los huevos fritos envasados suponen hoy un importante consumo de plástico, «las nuevas líneas de fibra biodegradable aún no están aprobadas», por lo que es necesario tener paciencia hasta encontrar una alternativa.

El reto de crear un huevo frito envasado

El huevo es un producto delicado para el sector de la restauración, y por ello Yzuel señala que el principal reto era cumplir con la ley del huevo de la hostelería, una norma que establece que para poder servir los huevos fritos es necesario cocinarlos a una temperatura de al menos 75º en el centro.

«La ley hay que cumplirla. Si te intoxicas en tu casa es tu problema, pero eso no puede aplicarse a la restauración y a los supermercados», señaló el creador del producto. «En un bar de barrio es difícil verificarlo, pero cadenas como Burger King y McDonald’s no implementan el producto si tienen dudas».

 

Activismo, sostenibilidad y ahorro: las tendencias que la Generación Z hará suyas en Instagram en 2023AnteriorSigueinte¿Ha ayudado Balenciaga a visibilizar un problema lastrado por una vergonzosa ceguera colectiva?

Contenido patrocinado