Anunciantes

Volkswagen corta la cabeza de uno de sus altos cargos

Las pruebas con monos y humanos se cobran su primera víctima en Volkswagen

volkswagenLejos de finiquitarse, el “dieselgate” de Volkswagen ha abierto, dos años y medio después de saltar a la luz, un nuevo y triste capítulo que está dejando por los suelos la reputación del fabricante automovilístico alemán.

Tras hacerse públicos los experimentos que Volkswagen y otras compañías automovilísticas habrían realizado en monos y humanos para determinar el impacto de las emisiones de sus vehículos diésel, la compañía se ha visto obligada a comenzar a cortar cabezas.

Volkswagen ha decidido cesar a Thomas Steg, responsable de relaciones públicas del grupo, después de que el “dieselgate” (su epílogo en realidad) haya vuelto a estallar en la cara al consorcio automovilístico teutón.

En un comunicado Volkswagen ha indicado que la dirección del grupo, reunida hoy mismo, ha aceptado la petición de cese temporal de Steg, al que ha decidido apartar de sus funciones “hasta que se aclare por completo lo sucedido”.

“El señor Steg ha declarado que asume toda la responsabilidad. Esto yo lo respeto”, ha señalado, por su parte, Matthias Müller, presidente de Volkswagen.

Según Müller, se están “investigando detalladamente” los trabajos realizados por la Asociación Europea de Estudios sobre la Salud y el Medio Ambiente (EUGT), financiada por Volkswagen, BMW y Daimler, a fin de “extraer las consecuencias necesarias”.

Por su parte, Steg reconoció hoy que los experimentos con monos para demostrar la supuesta inocuidad de las emisiones diésel “no deberían haberse realizado”.

En una entrevista concedida al diario Bild Steg ha admitido que fue informado por correo electrónico de que la EUGT pretendía extender sus controvertidas pruebas a los seres humanos.

“Respondí que naturalmente eso no se podía admitir”, señaló Steg, que afirmó que el test “entonces no se realizó”.

Tras rechazar inicialmente los experimentos con humanos, en junio de 2013 la EUGT decidió realizar un estudio con monos en el que, de acuerdo con Steg, “se respetaron los estándares científicos internacionales”.

De todos modos, confesó el ejecutivo de Volkswagen, dicho experimento “no debería haberse llevado nunca a cabo, incluso bajo diferentes condiciones”.

En una recepción con empresarios en Bruselas Matthias Müller, presidente de Volkswagen, se disculpó anoche por los experimentos con monos y seres humanos, que no dudó en tildar de “repugnantes y antiéticos”.

Te recomendamos

#Highway2Sales

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir