Anunciantes

¿Pueden las marcas y las webs porno tener un final feliz? He aquí la respuesta (desnuda)

dieselLa firma italiana de moda Diesel ha decidido romper moldes y se ha convertido en la primera gran marca que se ha atrevido a arrojarse (publicitariamente hablando) en los brazos de las webs de pornografía online Pornhub y Youporn. Y no contenta con haber caído en los brazos de estos dos gigantes del porno, la marca transalpina, que está decidida a despojarse de todo tipo de tabúes, tiene previsto anunciarse también en las apps de citas Tinder y Grindr.

¿Es la decisión de Diesel una puñalada trapera a su propia moral (y a la de sus clientes)? ¿No es acaso normal que la compañía italiana haya decidido posar la mirada sobre plataformas tan concurridas como Pornhub y Youporn? ¿Es todo una calculada estrategia para dar que hablar (y ya está)?

Antes de responder a estas preguntas (si es que tienen respuesta), nunca está de más aferrarse a los datos y los datos dicen que tanto Pornhub como Youporn se cuentan entre las 175 webs más populares del vastísimo universo online.

La red TrafficJunky, que además de Pornhub y Youporn gestiona también la plataforma de pornografía online Redtube, presume de cifras abultadísimas. Y asegura que estos tres portales registran una media de 92,4 millones de visitantes y 488 millones de visitas al día en todo el mundo. El 40% de los usuarios de Pornhub, Youporn y Redtube son estadounidenses y el 35% procede del viejo continente. El 75% de esos usuarios tiene entre 18 y 45 años.

diesel-phub-hed-2016_0

También de datos deslumbrantes presumen Tinder y Grindr, que se encuentran entre las apps más populares en las tiendas de aplicaciones y tienen a cada vez más usuarios a su vera.

¿Cuál es el problema entonces? Básicamente que algunos les sigue provocando urticaria el mero hecho de ver un banner de una empresa “seria” emplazado junto a contenidos pornográficos. Una urticaria que no aflora, sin embargo, cuando Pornhub se anuncia a bombo y platillo en los medios tradicionales (y “serios”).

Anunciándose en Pornhub y Youporn, Diesel busca conectar con su público objetivo directamente en su hábitat. Y que ese hábitat sea el porno online no supone ningún problema para la firma transalpina. Al fin y al cabo, “no somos una marca de alta costura, somos una marca de moda por y para la calle”, argumenta Diesel.

Y parece que pocos, muy pocos, han puesto (hasta ahora) el grito en el cielo por la decisión de Diesel de anunciarse en dos webs de pornografía online. Y no lo han puesto porque los clientes de la firma italiana, en su mayor parte jóvenes, no han enarbolado la bandera de la doble moral y les ha parecido hasta cierto punto lógico que Diesel se haya tomado la molestia de anunciarse en dos webs que ellos mismos visitan con bastante frecuencia.

La pornografía online es una industria multimillonaria que goza de muchísimas difusión y tiene una innegable influencia en el consumidor. Aun así, de puertas para fuera, hay muchos se empeñan en tildar el porno online de sucio y cuestionable desde el punto de vista moral. Por eso, las marcas que, como Diesel, osan asociar su nombre al de Pornhub y Youporn, corren el peligro de ponerse en la picota (para mal).

Y si a Diesel le ha salido bien la jugada es porque ya en los año 90 se hizo famosa por su publicidad irónica y deliberadamente provocativa.

Diesel lleva la provocación en su ADN y por eso su “affair” publicitario con el porno online no ha levantado ampollas (todavía). Otro gallo hubiera cantado si quien hubiera tenido un “affair” con Pornhub y Youporn hubiera sido, por ejemplo, Coca-Cola. La pornografía online es un terreno publicitario plagado de oportunidades para los anunciantes (pero sólo para algunos).

Te recomendamos

Cannes

Regalos Ecology

Experiencias

Atresmedia

Compartir