líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Qatar Airways se planta y pone en tela de juicio la salud financiera del FC Barcelona

qatar_barça (2)Por el momento, la camiseta más cara del mercado (y de la historia) tendrá que esperar.  La Junta Directiva del FC Barcelona, presidida por Josep Maria Bartomeu, no ha llegado a un acuerdo con Qatar Investment Authorities para la renovación del contrato de la camiseta azulgrana.

El equipo pretendía doblar los ingresos anuales por el patrocinio de su equipación, hasta los 65 millones de euros en la próxima temporada 2016/2017. Las intensas negociaciones y el viaje de última hora al emirato árabe del presidente Bartomeu y del vicepresidente de marketing, Manel Arroyo, no sirvieron más que para constatar el plantón. Una negativa que mete en serios problemas económicos al club, cuya deuda no ha hecho más que crecer en los últimos años.

Javier Faus, el que fuera vicepresidente económico azulgrana antes de las últimas elecciones, ya había dejado el trato prácticamente zanjado a cambio de 240 millones por cuatro temporadas. No obstante, Qatar Airways ha decido parar las negociaciones al ver cómo las presiones del equipo se incrementaban pese al preacuerdo de junio.

En un comunicado, el Barcelona se limita a afirmar que “la Junta ha acordado darse un nuevo plazo para cerrar el mejor acuerdo”. Por tanto, se convocará una Asamblea Extraordinaria cuando consiga una propuesta definitiva. “Esta junta directiva siempre se ha exigido presentar a los socios un acuerdo que ponga en el máximo valor posible los activos que se ofrecen” aseguran.

qatar_airways

Pero el problema es más grave de lo que parece, ya que Nike exige por contrato conocer el patrocinador de la camiseta de la temporada siguiente suficiente antelación para garantizar su correcto diseño y fabricación.

El fracaso podría ser doble porque, además de no haber llegado a un acuerdo con Qatar, el equipo azulgrana tampoco ha cerrado las negociaciones con la empresa de juegos de azar online Botemanía, que iba a ocuparse de las camisetas de entrenamiento. Finalmente, el Barcelona se quedará sin los 30 millones de euros que prometía este patrocinio.

Pese a que el plan del Barça pasaba por conseguir prorrogar el patrocinio con la aerolínea qatarí, no se descarta que pueda negociar con otras compañías partir de ahora. Alcanzar un acuerdo por la camiseta es uno de los aspectos claves para la salud financiera del equipo, cuya deuda neta se ha visto incrementada desde los 287 a los 328 millones de euros en el último ejercicio. La actual Junta Directiva tendrá que apretarse (y mucho) el cinturón si pretende salvar su mandato y mantenerse a flote en los próximos dos años.

 

La facturación de Microsoft se contrae un 12% por culpa del "moribundo" PCAnteriorSigueinteEnamorando al Consumidor: José Llinares (Tribal Worldwide)

Noticias recomendadas