líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Anunciantes

El Corte Inglés toma medidas para frenar la crisis del coronavirus

¿Qué medidas está tomando El Corte Inglés para frenar el coronavirus? Sus grandes almacenes seguirán abiertos

El Corte Inglés se une a las empresas que están tomando medidas para frenar la pandemia del coronavirus, esta vez evitando el contacto físico entre sus empleados y los clientes, además de mandar teletrabajo a personas en situaciones de riesgo.

el corte ingles

Las medidas contra el coronavirus siguen adelante. Parece que la concienciación por parte de los ciudadanos y de las empresas ya ha atravesado nuestras fronteras para empezar a actuar. El Corte Inglés, conocido por su política impecable de atención al público, ha tenido que cambiar la forma en la que sus dependientes trabajan.

Según informa Expansión, pondrán en marcha medidas dirigidas especialmente a clientes y empleados para mantener su actividad habitual con la mayor protección posible para ambos grupos. De esta forma, el contacto físico estará prohibido entre ellos dentro de sus centros comerciales, por prevención al contagio.

La compañía también ha decidido reforzar su servicio click&collect, el cual les permite realizar la compra online y recoger la mercancía en uno de sus puntos físicos. Aunque recuerdan que también está disponible el click&car, que permite recibir la copra en el aparcamiento sin tener que entrar al establecimiento. Medidas que hacen que el contacto con los trabajadores sea menor.

Por otra parte, han garantizado que su red logística y operativa en los centros tendrán continuidad de la actividad comercial y aseguran el abastecimiento de sus productos para los clientes en sus domicilios. El personal de reparto tiene la orden de usar mascarilla y guantes a la hora de hacer una entrega.

En cuanto a los empleados con situaciones especiales, sean embarazadas o personas con algún otro riesgo, El Corte Inglés ha optado por el teletrabajo. El resto de personal seguirá trabajando desde su puesto habitual.

Los vendedores son las personas más expuestas al contagio, puesto que su trabajo tiene que realizarse de cara al público. Por ello, la compañía ha recomendado que sus trabajadores mantengan un metro de distancia con los clientes y así evitar el contagio físico. A esto se le añade el saludo de cortesía, además de extremar las medidas de limpieza.

Aunque no todos sus servicios siguen abiertos al público. La empresa se ha visto obligada a cancelar presentaciones de libros y discos, actividades infantiles y el servicio de maquillaje, por necesidad de contacto físico o por acumulación de gente en un mismo espacio. Además, se han aplazado también las reuniones presenciales y las actividades de formación de plantilla.

La "compra de búnker" se generaliza entre la población española por el coronavirusAnteriorSigueinteEl uso de internet continúa disparándose hasta el infinito y más allá por el coronavirus

Noticias recomendadas