Anunciantes

Qué significa la victoria de Apple sobre Samsung para el mercado de los smartphones

Qué significa la victoria de Apple sobre Samsung para el mercado de los smartphonesApple se adjudicó el pasado viernes una clara victoria sobre Samsung en la “guerra” que ambas compañías llevan librando desde años en los tribunales. Con este triunfo bajo el brazo, la empresa de la manzana estará en disposición de ejercer más presión bajo sus rivales en un mercado con valor de 219.100 millones de dólares.

Un jurado de un tribunal de San José (California) dictaminó el pasado viernes que Samsung debía pagar a Apple 1.050 millones de dólares en concepto de indemnización por infringir seis patentes en la fabricación de sus dispositivos móviles.

El veredicto no sólo es un duró revés para Samsung, sino también para marcas como HTC y LG Electronics, cuyos dispositivos móviles son, a menudo, sorprendentemente similares al iPhone de Apple. Esto es malo para los rivales de la empresa de la manzana, pero ¿es malo también para el consumidor? No necesariamente. La sentencia se traducirá probablemente en un abanico más amplio de dispositivos móviles y en más opciones para los consumidores, explica Carl Howe, analista de Yankee Group, en declaraciones a Ad Age.

“Es una gran victoria para Apple”, señala Howe. Pero también “es algo bueno para la innovación. Viene a decir que si creas algo nuevo, otros no pueden simplemente copiarlo. Desde el punto de vista de la competencia significa que las marcas van a tener a fabricar sus propios dispositivos y que plagiar, definitivamente, no está bien”, añade. Howe.

La derrota de Samsung frente a Apple en los tribunales deja también otros interrogantes. ¿Serán prohibidos los dispositivos de la empresa surcoreana en Estados Unidos? La respuesta a esta pregunta depende de Lucy Koh, la juez que ha presidido el proceso entre Apple y Samsung en San José y que podría emitir un mandamiento judicial contra la compañía surcoreana en Estados Unidos.

“Lo importante es determinar si Apple tiene o no derecho a solicitar un mandamiento judicial contra Samsung”, apunta Colleen Chien, profesora de Derecho en la Universidad de Santa Clara. “Si es así, debemos estar preparados para ver emerger nuevos diseños de móviles rápidamente y no sólo por parte de Samsung, sino también por parte de otros rivales de Apple en el mercado de los smartphones”, añade Chien.

En el juicio celebrado en San José, Apple reclamaba a Samsung entre 2.500 y 2.750 millones de dólares por la infracción de cuatro patentes de diseño y tres patentes de software utilizadas para la fabricación del iPhone. El jurado dictaminó que Samsung había vulnerado estas patentes en un total de 21 dispositivos. Sin embargo, desestimó todas las contrademandas que la empresa surcoreana había presentado contra Apple.

Samsung reclamará ahora a la juez que anule el veredicto del jurado. Y, si no lo hace, la compañía surcoreana apelará la sentencia, confirma Mira Jang, portavoz de Samsung. “Este veredicto no puede contemplarse como una victoria para Apple, sino una como una derrota para el consumidor estadounidense”, subrayan desde Samsung. “Se traducirá en menos elección, menos innovación y una potencial subida de los precios”, añade la compañía surcoreana.

“Hay una gran brecha entre el veredicto y la realidad”, indica por su parte Kevin Restivo, analista de la International Data Corporation. “No es probable que Samsung esté dispuesta a ceder a Apple el liderazgo en el mercado de los smarphones a corto plazo”, dice. “Un mandamiento judicial prohibiendo la venta de los smartphones y tablets de Samsung en todo el mundo no va a cambiar de la noche a la mañana el mercado”, sentencia Restivo.

El juicio, que ha tenido lugar en las últimas cuatro semanas en San José, no hace sino evidenciar las posiciones enfrentadas que hay en un mercado cuyas ventas crecieron un 62% sólo durante el año pasado. En el floreciente mercado de los smartphones Samsung es el fabricante líder pero el iPhone de Apple es el dispositivo más vendido, mientras que Android, con una cuota de mercado del 61%, es el sistema operativo más utilizado.

En este sentido, el veredicto es también una derrota para Google que, inevitablemente, tendrá que cambiar algunas funcionalidades de Android, según asegura Kevin Rivette, fundador de 3LP Advisor LLC, en declaraciones a Ad Age. Hoy por hoy “Google está en una posición en la que no le gustaría estar”, recalca.

Los rivales de Google podrían beneficiarse en último término del veredicto si los fabricantes comienzan a buscar alternativas a Android para esquivar las posibles demandas por parte de Apple, explica Rivette. “Microsoft puede convertirse en un gran ganador”, dice Rivette. “Las licencias comenzarán a mudarse de Android para aterrizar en Android”, vaticina.

Apple demandó a Samsung en abril de 2011 mientras que la compañía surcoreana contrademandó a la empresa de la manaza en una batalla judicial que se está librando actualmente en cuatro continentes. Además de en Estados Unidos, hay procesos judiciales abiertos en Reino Unido, Australia y Corea del Sur.

Durante el juicio de San José, los abogados de Apple argumentaron que, tras la introducción del iPhone en el año 2007, Samsung experimentó una “crisis de diseño” que se propuso dejar atrás copiando el diseño y las funcionalidades de los “revolucionarios” dispositivos de la compañía de Cupertino.

Por su parte, los abogados de Samsung aseguraron durante el proceso que las innovaciones de Apple eran obvias, pero también que los smartphones y tabletas de la compañía surcoreana habían evolucionado como consecuencia de la competencia natural, no de la imitación.

La “guerra” de patentes entre Apple y Samsung comenzó cuando la compañía surcoreana lanzó sus primeros smartphones Galaxy en 2010. No obstante, parece que a esta “guerra” le quedan aún muchas batallas que librar. “Hemos visto sólo la primera victoria de una larga batalla”, afirma Rivette.

Te recomendamos

Energy Sistem

School

Podcast

BTMB18

Compartir