Anunciantes

Goldman Sachs no descarta una nueva reducción de las previsiones de Apple

La reducción de las previsiones de Apple y las dudas sobre China golpean Wall Street

La rebaja en las previsiones de Apple y las dudas generadas por la desaceleración del mercado chino hacen caer el Dow Jones un 2,8% y hunden los parqués europeos.

wall_streetEl 2018 no ha sido uno de los mejores años para Apple. Y todo apunta a que el recién estrenado 2019 no va a ser fácil.

La compañía de la manzana anunciaba una reducción en las previsiones de sus ingresos para los últimos tres meses hasta situarse en los 84.000 millones de dólares.

Una cifra por debajo de los 93.000 y 89.000 millones de dólares previstos anteriormente.

El motivo del recorte en sus previsiones se encuentra en las débiles ventas reportadas por el iPhone en China según ha explicado su CEO Tim Cook.

Este ha señalado que Apple ha subestimado la desaceleración económica que está viviendo el país. Una situación a la que hay que añadir la guerra comercial que se está produciendo entre Estados Unidos y China.

El anuncio de Apple ha tenido consecuencias inmediatas en Wall Street. La compañía de Cupertino cerró la sesión Bolsa (3 de enero de 2019) con una caída del 10%.

Esto se traduce en el golpe más duro recibió por Apple desde el lanzamiento de su producto estrella: el iPhone.

Esta situación se tradujo en una caída del 2,8% del Dow Jones (índice de referencia de la Bolsa de Nueva York).

Tal y como señalan en el diario El País, las dudas generadas por las posibilidades del mercado chino han hecho que el S&P 500 experimente un retroceso de casi el 2,5%. Situación similar a la vivida por el Nasdaq con un -3,04%.

Pero estos datos no son los más preocupantes. En caso de que los peores temores de Apple se vean confirmados con la presentación de sus resultados, hablaríamos de una contracción de casi un 5% respecto a hace un año.

Goldman Sachs asegura que es posible que Apple tenga que volver a realizar una reducción de sus previsiones. Esto depende del comportamiento de la demanda de sus productos en China.

“El recorte de previsión de Apple confirma nuestra opinión negativa en relación con la demanda en China, algo que hemos estado observando desde finales de septiembre”, explica a través de un comunicado Rod Hall, analista del citado banco estadounidense.

“Más allá de China, no vemos pruebas sólidas de una desaceleración de los consumidores en 2019, pero solo señalamos a los inversores que creemos que las tasas de reemplazo de Apple probablemente sean mucho más sensibles al entorno macroeconómico, ya que la compañía se está acercando a la máxima penetración de mercado para el iPhone”, añade Hall.

El resumen de la percepción de Goldman Sachs es que la cautela debería ser la tónica en relación a la evolución del mercado chino.

Apple es un termómetro de la economía china, pero es necesario tener en cuenta otro indicador para comprender mejor la situación.

El resultado de las bolsas expresado a lo largo de estas líneas está también relacionado con la caída de 54,1 puntos el pasado mes de diciembre del índice de producción industrial de Estados Unidos.

Un indicativo de que el crecimiento global estaría experimentando una desaceleración.

Toda esta situación ha producido además el derrumbe de todos los parqués europeos.

Te recomendamos

A3

FOA

Recopilatorio

Mundial

Compartir