Anunciantes

Los clientes exigen cada vez más entregas en el mismo día

Reducir el tiempo de entrega, el desafío principal de la logística

Los clientes esperan que sus compras en comercios electrónicos sean rápidas, rastreables y con envios gratuitos.

Reducir el tiempo de entrega, el desafío principal de la logística

En la actualidad, la irrupción del comercio electrónico y la existencia de un comprador cada vez más exigente ha supuesto un cambio en el sector de la logística, obligándole a adaptarse y modernizarse en los plazos de entrega para triunfar dentro del mundo empresarial.

Los compradores online lo tienen claro: quieren servicios rápidos y eficientes. Esto se refleja en los datos de Amazon Prime (el servicio de entrega exprés de Amazon): dos tercios de los clientes han utilizado este servicio en el último año, según un estudio de Retail Drive.

El comportamiento que han adquirido los usuarios del sector ecommerce conlleva, de forma necesaria, un cambio en el modelo de transporte y en la entrega de los paquetes: ahora, los clientes esperan que la logística sea rápida, rastreable y, en muchos casos, gratuita. Es más, estas condiciones de envío influyen hasta en un 81% de ellos en la toma de decisiones que realizan en el proceso de compra. El envío gratis, por ejemplo, es una de las motivaciones fundamentales para adquirir, o no, un producto o servicio online.

Esta presencia digital de los consumidores ha llevado a las grandes firmas a competir, aún más, por la cuota de mercado. Gigantes del comercio online como Amazon han ideado tácticas muy llamativas desde el punto de vista del cliente: ofrecen devoluciones gratuitas de los productos que no cumplan las expectativas, menores costes de envío (e incluso inexistentes) y entrega en el mismo día o dos horas más tarde de realizar el propio pedido.

Para cualquier empresa, adaptarse a esas nuevas necesidades del consumidor es vital. Aquellas compañías del sector de la logística que no inviertan en I+D no podrán competir para ofrecer una mejor experiencia al cliente. Así mismo, las firmas que no adopten medidas como las de Amazon – enfocadas a su medida y modelo de negocio – podrán llegar a perder millones de euros en ventas al encontrarse carritos de compra abandonados debido al tipo de transporte y entrega que ofrecen.

El comercio electrónico ha cambiado y seguirá sufriendo modificaciones según avance la tecnología y la innovación. Si hay que aprender del éxito de negocios como Amazon o Alibaba, es que las empresas que se centren en el cliente, sepan cubrir sus necesidades y asuman los cambios con confianza, serán las que triunfen y sigan adelante.

Te recomendamos

México

School

Podcast

Podcast

Compartir