Anunciantes

Según Reed Hastings, la televisión convencional decaerá en 10 años

Reed Hastings (Netflix): "El problema de tener éxito es que ahora todo el mundo quiere ser como nosotros"

El consejero delegado de Netflix, Reed Hastings, se encontró con varios medios europeos en Roma con ocasión de la presentación de la apuesta por Europa de la plataforma.

HastingsTodas las cosas grandes empezaron siendo algo pequeño. Netflix no es una excepción. La compañía, que nació en agosto de 1997, entregaba, en sus comienzos, DVD por correo en Estados Unidos. Pero fue en Roma, una noche, cuando Ted Sarandos, director de contenido, convenció a Reed Hastings, consejero delegado, de que la plataforma tenía que conquistar el mundo. Así lo ha contado Hastings en un encuentro con medios europeos celebrado en la capital italiana con ocasión de la presentación de su inversión en Europa, según Expansión.

Hastings ha expresado su convencimiento de que, en unos diez años, la televisión tradicional perderá su relevancia, sufriendo “un largo y lento declive, como está ocurriendo con la telefonía fija”. Será entonces cuando “la gente verá mayoritariamente contenido a través de internet, aunque quizá siga existiendo este tipo de televisión durante otros 30 o 40 años“. Además, ha expresado que Netflix no pretende competir con la televisión donde ésta es más poderosa: los deportes en directo. Prefieren invertir en otro tipo de contenido de entretenimiento.

“El año próximo el presupuesto mundial será mayor“, afirma, respecto a las inversiones en contenido. “No puedo concretar más porque depende de cuánto incrementemos nuestra base de suscriptores. No sé dónde está el límite, qué cifra sería demasiado. Tenemos que seguir gastando para encontrar grandes productos que todo el mundo quiera ver, y eso es muy caro”, expresa.

Pero el aumento de su base de abonados, sumando 7,4 millones en el último trimestre, parece un buen caldo de cultivo para continuar creando contenido propio. Pero expresa que sus 125 millones de suscriptores todavía es una cifra pequeña si se compara con la base global de consumidores de televisión o los usuarios de YouTube o Facebook. Pero todo marcha por buen camino. “Los analistas esperan que podamos sumar 20 millones de abonados este año”.

Por ello, ya este año habrá 700 producciones originales en Netflix, algo que parecía impensable hace 20 años, incluso para Hastings. “Fue Ted quien nos empujó. Cada vez tendremos más contenido propio porque muchos que ahora nos licencian sus creaciones se van a convertir en competidores y pueden elegir no vendernos su contenido”. Todo sumado al hecho de que la televisión tradicional no está haciendo “buenos productos que queramos licenciar”.

Pero, con el éxito de Netflix, han surgido otras iniciativas que parecen amenazar su reinado. “Los gigantes tecnológicos entran en el negocio del contenido y los grandes del mundo del contenido se suben a internet. No sé cuánto impactarán, si será mucho o poco. No podemos evitar su entrada, así que lo que tenemos que hacer es tener el mejor contenido“.  Pero no consideran a Apple como una competidora, pues no cree que “vayan a ser buenos de una manera diferencial como creadores de contenido”.

Te recomendamos

Neuromedia

IAS

TechMKT

A3media

Compartir