Anunciantes

La responsabilidad social, un deber que las marcas no pueden eludir

En lo relativo a su responsabilidad social las marcas no pueden esconder la cabeza como el avestruz

El 52% de los británicos y el 61% de los estadounidenses consideran que las marcas deberían ser libres a la hora de decir lo que piensan (sin morderse la lengua).

responsabilidad socialEn los últimos tiempos marcas como Nike se han involucrado en temas de profundo calado social a través de sus campañas.

Quienes se mojan en temas de naturaleza social en sus campañas son receptores de encendidas alabanzas, pero también de rabiosas críticas. A Pepsi le salió, por ejemplo, el tiro por la culata cuando en 2017 hincó torpemente el diente al activismo con un spot (posteriormente defenestrado) protagonizado por Kendall Jenner.

Está claro que alzar la voz y pronunciarse públicamente sobre temas social implica inevitablemente muchísimos riesgos. Pero, ¿cuál el parecer de los consumidores cuando las marcas tienen los arrestos de alzar la voz y pronunciarse sobre temas de carácter social?

Según un reciente estudio llevado a cabo en Reino Unido y Estados Unidos por la empresa de investigación de mercados YouGov, el 52% de los británicos y el 61% de los estadounidenses consideran que las marcas deberían ser libres a la hora de decir lo que piensan (sin morderse la lengua).

El 58% de los consumidores británicos considera, de hecho, de suma importancia que sus marcas favoritas sean dueñas de un punto de vista transparente sobre temas que conciernen directamente a la sociedad. Sólo el 33% cree que este aspecto no goza en realidad de importancia alguna. Si nos detenemos en los consumidores estadounidenses, el 58% cree que es importante que las marcas se aproximen a temas sociales (frente al 22%, que resta importancia a la responsabilidad social de las empresas).

Entre aquellos consumidores que endilgan la etiqueta de importante a la responsabilidad social corporativa de las marcas, el 58% de los británicos y el 54% de los estadounidenses desean poder confiar en las marcas con las que interactúan.

De manera similar, el 58% de los británicos y el 53% de los estadounidenses desean que las marcas que tienen a bien utilizar se comporten de manera responsable.

Más amplia es la brecha que separa a británicos y a estadounidenses a la hora de juzgar si las empresas tienen o no una responsabilidad hacia la sociedad en la que actúan. El 54% de los británicos considera que las marcas tienen efectivamente esa responsabilidad. En el caso de los estadounidenses la proporción cae, por el contrario, hasta el 41%.

Te recomendamos

Outbrain

Somos quiero

A3media

T2O

Compartir