líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Renault acusado de espionaje, esta vez de sus propios empleados

Los abogados en Francia no sólo mencionan la tesis de un supuesto espionaje, sino también de “estafa” dentro del caso de Renault. Esta polémica surge luego de una investigación de tres empleados despedidos por supuesta venta de información de productos a terceros.

Luego de que a comienzos de año Renault haya despedido a tres managers por supuesta venta de información privada a la competencia china,  los juzgados franceses empezaron a sospechar acerca de un caso de espionaje dentro de la empresa, ya que las pruebas mostradas en el caso no convencieron al juzgado. Según varias fuentes, el fabricante francés invirtió 250.000 euros en un informante para llegar a la conclusión de que sus trabajadores no eran de fiar.

Por esta razón, la empresa pretende reunirse esta semana con el consejo administrativo con quien debatirá acerca de las consecuencias que traerán estas demandas. Sin duda la imagen de la empresa y sus ganancias, se encuentran en un gran riesgo.

Actualmente se investiga si la información proporcionada para el despido de estos trabajadores de Renault se llevó a cabo a través de una falta a los derechos de privacidad de los trabajadores de la empresa y, además, se investiga si las acusaciones a estos tres despidos no son en su totalidad correctas. Es por esto que el juzgado francés tacha de fraude a las acciones de Renault, donde se prevé que de comprobarse estas acusaciones, el fabricante francés vivirá las peores consecuencias posibles sobre todo en lo más alto, la dirección, donde al parecer nació la orden de este espionaje.

 

Control te regala experienciasAnteriorSigueinteYouTube pule la calidad de sus vídeos de la mano de Green Parrot Pictures

Noticias recomendadas