Anunciantes

Ryanair y su nuevo CMO, Kenny Jacobs, en plena batalla por cambiar la mala imagen de la aerolínea

ryanair1Ryanair podrá llenar sus vuelos pero su reputación nunca ha sido para tirar cohetes. Si no tuviera suficiente con haber sido elegida como la peor de las 100 marcas más importantes del Reino Unido hace unos meses, ahora los accionistas han llevado a cabo una revuelta en la última Junta General.

El presidente ejecutivo Michael O’Leary ha admitido que todos estos problemas podrían haber sido fruto de la propia personalidad de la aerolínea. Además, según O’Leary, la cadena debería eliminar todas las cosas que innecesariamente cabrean a la gente.

No es para menos, Rynair no para de acumular consumidores indignados con la aerolínea, desde Suzi McClaud, que se vio obligada a pagar 250 euros por imprimir cinco tarjetas de embarque, hasta  Muhammad Taufiq Al Sattar, quien tuvo que pagar casi 200 euros por cambiar  el vuelo después de enterarse de que su familia había muerto en un incendio.

Queda claro que Ryanair necesita cambiar radicalmente su imagen y por ello, el nuevo CMO, Kenny Jacobs, ya se ha puesto manos a la obra. Según Jacobs, la aerolínea es ahora una marca que escucha. Desde este nuevo planteamiento, la marca está dispuesta a emplear nuevo personal dedicado a las comunicaciones en Facebook. Según Ryanair, la propia aerolínea ha triplicado su gasto en marketing.

“Hay un ancho de banda para que la gente oiga hablar de Ryanair y quiero llenar ese espacio con mensajes acerca de nuestras tarifas bajas, gran variedad de rutas y mejoras para los clientes que hemos hecho”.

Jacobs ya ha puesto en marcha la mayor campaña de marketing de la compañía hasta la fecha. De hecho, la aerolínea ya permite llevar una segunda bolsa de mano. De todas maneras, aunque no sea su principal objetivo en estos momentos, Ryanair sueña con que sus aviones lleguen a todos los países del mundo.

Te recomendamos
En otras webs

reportaje atresmedia

Atresmedia

Highway to Sales

beon

Reportaje Manifiesto

Compartir