Anunciantes

Ryanair ya no es "la mala": cambios y mejoras para contentar al cliente

ryanairLa aerolínea irlandesa Ryanair (aerolínea irlandesa) ha cambiado radicalmente su operativa para recuperar pasajeros y mejorar su imagen. El resultado de esto se traduce en un alza del 66% en sus resultados y la llegada de familias y pasajeros de negocios a sus vuelos.

Una pieza de equipaje por persona. Esta era solo una de las estrictas normas que imponía Ryanair hasta hace un año. También había que llevar impresa la tarjeta de embarque, no pasarse ni un gramo con el peso de la maleta -10 kilos-, llevar el equipaje de unas medidas determinadas para que entrara en una "caja" en la puerta del avión y el sonido de trompetas al aterrizar.

La "aventura" de volar con Ryanair empezaba al comprar los billetes en una web desorganizada y llena de trampas; era fácil acabar comprando, sin querer, un seguro de viaje que no se necesita o un extra no deseado. Después, en el aeropuerto, comenzaba el sufrimiento de haber olvidado algo y tener que pagar allí. Para terminar, subir al avión se convertía en una lucha con el resto de pasajeros por un asiento, ya que no estaban asignados.

En el 2013 todo esto cambió porque los pasajeros se empezaron a quejar y abandonaron la compañía dirigida por Michael O’Leary; pérdida de clientes y bajada de los beneficios fueron dos grandes problemas que hicieron que Ryanair empezara a tomarse en serio sus políticas y su necesidad de cambio.

El resultado, año y medio después, es espectacular. Crecimiento de un 66% del beneficio, 91 millones de pasajeros, aviones llenos al 88% de su capacidad y una nueva imagen de aerolínea, que empieza a verse como más justa y amable. Todo esto sin incrementar los costes.

Principales cambios:

Dos bolsas
Importantísimo para hacer más cómodo el viaje. Ahora, cada pasajero puede entrar en el avión con una maleta y un segundo bulto de mano, como una mochila pequeña o un bolso (ya no hay que meterlo a presión en la maleta para sacarlo "de estrangis" poco antes de entrar en el avión…).

Precios más razonables
Si un pasajero olvida imprimir la tarjeta de embarque y ha realizado el checking online, se le cobrarán 15 euros en el aeropuerto (frente a los 60 de antes). También baja de 60 a 30 euros el precio por cada maleta grande facturada.

Asignación de asiento
El pasajero sabe de antemano qué asiento le corresponde y no tiene que hacer largas colas ni pelearse con el resto de pasajeros (si paga 15 euros más puede elegir la primera fila).

Mejora de la página web
Comprar el billete es más fácil. Casi no hay trampas (aunque todavía hay que estar atentos para quitar el seguro de viaje). La compañía ha anunciado que prepara mejoras para hacerla más intuitiva y rápida.

Aeropuertos principales
Ryanair tiene más frecuencias y empieza a volar a grandes aeropuertos.

24 horas de gracia
El pasajero puede corregir errores en el nombre o fecha de nacimiento hasta 24 horas antes del vuelo. Antes, enmendar estas erratas costaba más de 100 euros.

Twitter
La compañía responde a las dudas de sus clientes a través de Twitter y acepta sugerencias en la web.

Causa mayor
Tras varios escándalos, Ryanair se compromete a devolver el importe del viaje en caso de fallecimiento de familiares o enfermedad del pasajero.

Menos molestias a bordo
Los pasajeros se quejaban de la abundancia –y pesadez- de los anuncios a bordo y también de las trompetas finales (al aterrizar) así que la compañía ha decidido reducir los primeros y eliminar las segundas.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir