Anunciantes

Saab, una marca al borde del precipicio

La marca sueca de automoción Saab podría tener los días contados. Un tribunal acaba de rechazar la solicitud de la compañía para evitar su declaración de insolvencia. Saab no puede pagar ya los salarios de sus alrededor de 3.700 empleados. Además, la producción de Saab se encuentra paralizada desde el pasado mes de abril como consecuencia de los impagos de la empresa a sus proveedores.

La insolvencia no afecta a las divisiones de aviación y de armamento de la multinacional sueca. En el año 2000, la filial de automoción de Saab se escindió por completó de la compañía.

El fabricante holandés de automóviles Swedish Automobile compró Saab a General Motors a principios de 2010 por 400 millones de euros. Aun así, el nuevo propietario no logrado hacer remontar la empresa. En la actualidad, Saab se encuentra a la espera de la inyección de capital por parte de sus socios chinos, que habrían aceptado poner hasta 250 millones de euros sobre la mesa. El Gobierno chino, sin embargo, no ha dado todavía luz verde a esta inyección de capital.

Te recomendamos

A3

ADN

Navidad

Recopilatorio

Enamorando

Compartir