Anunciantes

Samsung extiende su sistema de publicidad en televisores conectados a Europa

samsung-smart-tvSamsung está buscando nuevas fuentes de ingresos y ha puesto directamente el ojo en las televisiones inteligentes. La compañía surcoreana ha decidido aumentar la cantidad de publicidad servida a través de su Smart TV tras los resultados cosechados con las pruebas iniciadas hace poco más de un año en Estados Unidos.

A grandes rasgos lo que los usuarios encontrarán a partir de los próximos meses será una nueva barra dentro del menú con el que acceden a los servicios en la que se mostrarán anuncios interactivos. Una iniciativa que se extenderá a toda Europa en poco tiempo tal y como informan desde The Wall Street Journal.

Samsung se encuentra trabajando para ampliar su cartera de anunciantes tal y como han señalado a la citada cabecera fuentes relacionadas con el asunto. A través de una serie de actualizaciones de su software y mediante el trabajo de su equipo de venta de anuncios radicado en Nueva York se ha comenzado a poner en marcha este nuevo proyecto.

Una idea que se encuentra liderada por su vicepresidente ejecutivo, Lee Won-jin responsable de la supervisión de las asociaciones de Samsung con empresas como Netflix de la que la compañía tecnológica recoge una parte de los ingresos generados a través de la transmisión de vídeo en sus televisores, según apuntan las citadas fuentes.

Recordemos que Samsung muestra anuncios de la cita empresa de contenidos en streaming en espacios destacados y a cambio recibe un porcentaje de los ingresos que genera.

Nuevo negocio más allá del hardware

Se trata de ir un paso más allá del negocio del hardware. Un movimiento que en el caso de los teléfonos inteligentes le ha costado numerosos esfuerzos pero basta con echar un vistazo a sus datos para entenderlo como necesario.

Samsung reporta unas ventas estimadas de 50 millones de televisores al año lo que se traduce en una participación del 20% dentro del mercado global de acuerdo a los analistas. Nadie duda de que han invertido mucho en hardware para ofrecer la mejor de las tecnologías pero no se ha traducido en un incremento de las ganancias.

Desde The Wall Street Journal recuerdan que las ventas globales de televisores durante el primer trimestre del presente año se situaron en los 48,3 millones de unidades. Dato que supone una caída trimestral del 20,9% y un descenso anual del 6,3%. La firma analista TrendForce acusa estos resultados a la saturación de un mercado que presenta una débil demanda.

El problema de la compañía es que no termina de romper los márgenes con los que cuenta en la venta de televisores que se mueven alrededor del 3% y 5% en los últimos años. Hecho que podría convertirse en un problema mayor ante el avance de los aparatos de bajo coste procedentes de los productores chinos.

¿Cómo reaccionarán los usuarios?

“Samsung es un fabricante de televisores competente pero la industria no crece más”, explicaba Lee Seung-woo, analista de IBK Securities desde Seúl. “La empresa tiene que encontrar una nueva forma de incrementar sus beneficios económicos a través de los contenidos”.

Unos anuncios que como ya hemos visto se muestran interactivos con el usuario y han dejado claro que se utilizarán para que las marcas y los contenidos lleguen a las personas que realmente les interesan.

Ahora lo que queda por ver es la reacción de los usuarios ante la decisión de Samsung. Cabe señalar que la publicidad no se mostrará únicamente en los televisores más actuales sino que las actualizaciones de software harán posible su aparición en modelos de más antigüedad.

Las consecuencias no deberían ser negativas ya que estamos ante la normalización y avance natural del sector. Samsung sigue los pasos de compañías como TCL Corp. o Panasonic Corp. que cuentan con publicidad en sus televisores inteligentes.

Te recomendamos

Energy Sistem

School

Podcast

BTMB18

Compartir