Anunciantes

A la "santidad" (o casi): a eso deberían aspirar las marcas (según el consumidor)

marcasLa transparencia y la sostenibilidad son más mucho más que "palabros" de usar y tirar en la industria "marketera". Y es que la responsabilidad social corporativa, esa que hace sólo unas décadas eran un mero "capricho", está ganando importancia a pasos agigantados entre los consumidores y está forzando a las marcas a ser, no "santas", pero casi.

Según un reciente estudio llevado a cabo en 28 mercados diferentes por la agencia Havas Worldwide, el 78% de los consumidores tilda la transparencia de un auténtico "must" para las marcas. En Brasil este porcentaje llega incluso al 100%, lo cual da fe de la relevancia que está cobrando la transparencia de las marcas a ojos del consumidor.

El consumidor nacido al calor de la nueva era digital se ha vuelto tan exigente que quiere que las marcas hagan lo correcto en todo (o casi todo). Y aspira a que las marcas sean capaces con sus acciones de alentar el cambio a nivel global.

No en vano, dos de cada tres consumidores tiene el pleno convencimiento de que las marcas son tan responsables como los gobiernos de fomentar los cambios sociales en positivo y el 71% cree que las empresas tienen mucha más responsabilidad que generar simple y únicamente beneficios.

El 72% de los consumidores desea fervientemente que las marcas combatan las injusticias. Al fin y al cabo, el 63% cree que las grandes corporaciones tienen más poder que algunos países. Y el 80% quiere que las marcas trabajen codo con codo con las ONGs y organizaciones sin ánimo de lucro para luchar por un mundo mejor.

No contentos con forzar a las marcas a cambiar el mundo (para mejor), los consumidores quieren también que éstas hagan más felices a sus propios empleados. El 83% de los consumidores les pide a las empresas que contribuyan a mejorar la vida de sus trabajadores y el 73% cree que las marcas deberían estar obligadas a ayudar sus empleados a conciliar su vida laboral y su vida personal.

Además, tanto los hombres (83%) como las mujeres (88%) piensan que las empresas deberían ofrecer una ambiente laboral mejor y más confortable a sus empleados. La necesidad de poner en manos de los trabajadores salarios justos es un tema que preocupa también prácticamente por igual a hombres (84%) y mujeres (89%).

Por otra parte, el 56% de los consumidores confiesa prestar más atención que antes al impacto social y medioambiental de los productos en sus decisiones de compra. No obstante, al 31% de los consumidores no le preocupan las políticas sociales y medioambientales de las marcas si éstas se traducen en precios más bajos y al 27% le es indiferente quién fabrica los productos que compra y cómo los fabrica.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir