Anunciantes

Según un estudio parece que Pinocho y los fabricantes de coches tienen mucho en común

Según un estudio parece que Pinocho y los fabricantes de coches tienen mucho en comúnA pesar de que existen organismos que velan por asegurar una publicidad libre de engaños y manipulación, parece que muchos sectores han aprendido a saltear las trabas y prometen en sus anuncios características que no concuerdan del todo con la realidad. Un ejemplo de este problema es el sector del automóvil.

Un estudio realizado por el Council of Clean Transportation (ICCT) ha llegado a muchos sorprendentes y alarmantes resultados: la mayoría de los coches consumen bastante más carburante del que los fabricantes prometen, de media un 25% más. Además, tan sólo se han hecho efectivas un 50% de las mejoras con respecto a la emisión de CO2.

El principal problema son los métodos de ensayo estipulados por el NEFZ, un organismo europeo de control, para el cual las marcas optimizan los vehículos manipulando los frenos, utilizando ruedas especiales y un largo etcétera para hacerlos parecer más ecológicos y eficientes.

Este estudio ha levantado ampollas entre los fabricantes de automóviles que no han tardado de acusar al ICCT de demagogo además de defender las pruebas realizadas por el NEFZ, apoyando su carácter oficial y objetivo.

Es complicado mantener una posición clara en este debate, pero no es algo nuevo que en publicidad siempre se intente ofrecer la mejor cara de un producto, el problema viene cuando esta cara está manipulada y no corresponde con la realidad.

Te recomendamos

Neuromedia

IAS

TechMKT

A3media

Compartir