líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Selfridges da una vuelta de tuerca a la típica (y sexista) publicidad de lencería

selfridgesLa publicidad de lencería, protagonizada habitualmente por pluscuamperfectas modelos sin un gramo de grasa (que poco o nada tienen que ver con las mujeres reales), es toda una oda el sexismo.

Sin embargo, y consciente de este absoluto despropósito, la cadena británica de grandes almacenes Selfridges acaba de alumbrar un anuncio de lencería que, lejos de reducir a las mujeres a meros objetos sexuales, explora la relación de las féminas con sus propios cuerpos y con la ropa interior.

Creado por el propio departamento de publicidad de Selfridges en colaboración con el coreógrafo del Royal Ballet Wayne McGregor, el spot está protagonizado por mujeres de etnias diferentes y con cuerpos absolutamente dispares.

Por el anuncio desfilan, entre otras, la activista transgénero Charlie Craggs, Michele Lamy, todo un icono de la moda a sus 70 años, y la campeona de thai boxing (y diseñadora de hijabs deportivos) Rusqsana Begum.

¿El objetivo del spot de Selfridges? Rendir homenaje al poder y la fuerza del cuerpo femenino e invitar a las mujeres a vestirse para complacerse a sí mismas y no tanto para deleitar a los hombres.

Con este inspirador Selfridges celebra la apertura del nuevo “Body Studio” de la firma, un espacio de más de 11.000 metros cuadrados donde es posible comprar lencería, calcetería y ropa deportiva.

 

Las marcas de lujo que no hayan dado ya el salto al e-commerce se arriesgan a desaparecerAnteriorSigueinteSnapchat abandona su hábitat natural y sale a la calle con una original y efectiva campaña

Noticias recomendadas