Anunciantes

Sephora quiere formar a sus empleados en diversidad

Sephora cierra durante una hora para concienciar sobre el racismo

Sephora imparte a su personal un taller de inclusión, después de que la cantante negra SZA sufriese un incidente racista en una tienda de California.

sephora-racismo

La cadena de cosméticos Sephora ha cerrado sus tiendas de Estados Unidos durante una hora. El motivo: realizar un "taller de inclusión" con sus empleados. Esta iniciativa se lleva a cabo un mes después de que la cantante negra SZA, nominada a los Grammy, sufriera un episodio de discriminación.

Según desveló la artista en un tuit, una empleada de la tienda de Calabasas, en California, "llamó a seguridad para asegurarse de que no estaba robando". Este año, SZA ha sido nominada a Mejor Nuevo Artista y Mejor Canción de R&B en los Premios Grammy.

En la tienda Sephora del centro de Washington, que abrió una hora más tarde por la realización del taller, se podía leer: "Realmente pertenecemos a algo hermoso", en referencia a una campaña publicitaria reciente de la marca. "Gracias por la comprensión".

Sephora ha anunciado que los talleres estarían dirigidos a más de 16.000 empleados de sus tiendas, centros de distribución, call centers y sedes corporativas de Estados Unidos. La cadena de cosméticos también ha dicho que los talleres y la campaña publicitaria fueron planificados antes del incidente con la cantante.

"Sephora es una empresa centrada en el cliente y la creación de un espacio acogedor para todos nuestros clientes es nuestra principal prioridad", ha manifestado la compañía en un comunicado. "El cierre de las tiendas es parte de un largo viaje en nuestra aspiración de crear una comunidad de belleza y un lugar de trabajo más inclusivos".

"Discutiremos lo que significa pertenecer a través de diferentes lentes que incluyen, pero no se limitan, a identidad de género, raza y etnia, edad, capacidades y más", indicó, sobre su campaña "We Belong to Something Beautiful".

Sephora es propiedad del gigante del lujo con sede en París LVMH, cuyas 70 marcas van desde Louis Vuitton, Hennessy y Givenchy hasta Celine, Dior y Guerlain.

No es la primera vez que una marca relevante tiene que enfrentarse a situaciones de este tipo en Estados Unidos. Ya el año pasado, Starbucks cerró sus 8.000 tiendas del país para celebrar un seminario sobre concienciación sobre el racismo, después de que dos hombres negros fuesen arrestados en una tienda de Filadelfia en abril. Se calcula que aquello le costó al gigante del café pérdidas de al menos 12 millones de dólares.

Te recomendamos

Enamorando

Newsletter

Informa

Atresmedia

Compartir