Anunciantes

Ser o no ser "real": el eterno dilema de las marcas de cosméticos

El "abuso" del Photoshop en las revistas de moda y en los anuncios de cosméticos se ha convertido en algo tan normal que el consumidor ha desarrollado una especie de inmunidad hacia este tipo de publicidad. Si todo el mundo lo hace, ¿hasta qué punto merece la pena quejarse?, parece ser el lema acuñado tanto por marcas como por consumidores.

Sin embargo, y aunque se hayan cansado quizás de decirlo abiertamente, los consumidores están descontentos con el exceso de retoque fotográfico en la publicidad de cosméticos y no sólo eso, sino que consideran esta práctica inaceptable.

Según un reciente estudio llevado a cabo en Reino Unido por Credos, el 75% de las mujeres jóvenes consultadas prefieren la ausencia de retoques fotográficos en la publicidad de marcas cosméticas. El 61% de las entrevistadas consideran inaceptable el mero hecho de perfeccionar el cutis de las modelos mediante Photoshop, y el 84% creen que alterar la forma del cuerpo de las modelos es una práctica igualmente inaceptable.

Aun así, y a sabiendas de los “trucos” empleados por las marcas de cosméticos, más de mitad de las mujeres consultadas por Credos reconoce inspirarse en la publicidad a la hora de arreglarse y una tercera parte quiere parecerse a las modelos que aparecen en los anuncios.

Si las marcas de cosméticos venden belleza y perfección, ¿por qué deberían apostar por las imágenes “imperfectas” para promocionarse? ¿Estaría dispuesto realmente el consumidor a pagar por un cosmético que a todas luces no obra milagros?

Cuando las marcas de cosméticos se “casan” con el realismo, corren también el peligro de “enemistarse” con el prestigio. Sin embargo, si optan por “divorciarse” del realismo, son puestas en la picota por la fabricar imágenes “falsas”, explica MaryLou Costa en Marketing Week.

Este es el eterno dilema de las marcas de cosméticos y la única solución para salir indemnes de este complicado conflicto de intereses es apostar por una solución intermedia: apostar por mujeres reales y simultáneamente seguir promoviendo “ideales” de belleza.

Te recomendamos

FOA 2020

DMEXCO

Hootsuite

Outbrain

Xandr

Compartir