Anunciantes

"SER REALISTA Y HONESTO, CLAVE PARA ELABORAR UN PLAN DE COMUNICACIÓN"

Nota de Prensa:

El papel de la Comunicación fue analizado ayer por Esther Lobo, miembro asociada de Dircom y directora de la División Tecnológica de Weber Shandwick, en el Taller de Comunicación “Cómo elaborar un plan de comunicación que recoja y transmita los valores de una compañía”, organizado por la Asociación de Directivos de Comunicación. En su intervención destacó que, a la hora de elaborar un Plan de Comunicación, hay que asegurar que sea medible y esté integrado con otras disciplinas de la organización. Debe buscar sinergias con lo elaborado hasta el momento por la organización, alinear el plan con la estrategia corporativa y ser realista y honesto en su elaboración.

Entre las principales funciones que atribuyó la ponente a las Relaciones Públicas, destacó su capacidad para incrementar la visibilidad de las marcas en el mercado, posicionar la compañía y a sus directivos como líderes del sector al que pertenece la organización, cambiar determinadas actitudes de la audiencia a través de la información enviada, o convertir la marca en la preferida para los clientes.

A lo largo del taller, abordó las funciones que le corresponden al responsable de Comunicación y señaló que este profesional debe conocer el mercado, a los consumidores, a los clientes y a los empleados de su organización, lo que servirá de base para determinar políticas o acciones que interesen a sus públicos objetivo.

Otra de las responsabilidades que tiene que asumir el director de Comunicación es identificar los puntos vulnerables que afecten a la reputación de la marca, así como ayudar en su construcción, gestionar las relaciones con los medios de comunicación, prevenir y gestionar la comunicación en tiempo de crisis.

En este sentido, se apuntó que la pauta para proteger la reputación corporativa es anticiparse a los riesgos potenciales. La prevención de riesgos se puede gestionar, según la ponente, con una auditoría de riesgos, con planes de contingencia, comités de crisis e identificando los tipos de crisis que puede afectar a la compañía.

En cuanto a la credibilidad, ésta se consolida “siendo coherente con la visión y misión de la empresa y dando a conocer lo que hace”.

El desarrollo de estrategias de comunicación y de los planes tácticos que abran nuevas oportunidades o ayuden a resolver problemas, implementar programas que mejoren tanto la comunicación interna como externa, así como la evaluación de los programas de comunicación con el fin de mejorar su efectividad, son aspectos que atañen también al director de Comunicación.

Antes de definir el plan de comunicación, hay que realizar un análisis previo que permita evaluar los planes anteriores, así como los resultados conseguidos con las acciones desarrolladas hasta el momento. Es necesario también identificar el potencial de relevancia que se tiene para los diferentes públicos.

A partir de este estudio previo, se determinan los atributos que deben ser potenciados, el impacto y los riesgos que las acciones de comunicación van a tener con otros departamentos de la organización, tales como el de Recursos Humanos o el Jurídico. Con esta información, se elabora el plan de comunicación global que contemple las diferentes áreas de la empresa y que incluya el diseño de herramientas válidas de medición cuantitativa y cualitativa.

Una de las partes más importantes en la elaboración del plan de comunicación es definir los mensajes que se quieren comunicar a los stakeholders. Según Esther Lobo, “un mensaje clave es una verdad que establece la posición de la empresa de una forma concisa y directa y que puede influir en la audiencia. Es fácilmente recordable y debe resultar cercano al público al que se dirige y, normalmente, se refiere a sus intereses, esperanzas y preocupaciones. Deben ser relevantes, creíbles, claros, sencillos, coherentes con la realidad de la empresa y pocos pero claves”.

El siguiente paso es definir los objetivos de comunicación y ajustar los mensajes a la estrategia. Una vez definido el plan de acción de comunicación interna y externa, es importante definir el portavoz, así como su misión. “El portavoz de la organización no tiene que ser el que más sepa, sino quien mejor comunique y ha de tener algún cargo de responsabilidad en la organización.

Te recomendamos

México

School

Podcast

Podcast

Compartir