líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Shein pisa los talones a H&M y Zara

Shein logra el "sorpasso" a H&M y sopla también el gélido aliento en la nuca a Zara

Esther Lastra

Escrito por Esther Lastra

Shein quiere adelantar a toda costa en volumen de facturación a H&M y Zara y tiene todas las papeletas para salirse con la suya.

Shein, el gigante chino de la moda con sede Singapur, está pisando el acelerador con el último objetivo de adelantar este mismo año a otros dos titanes de la moda: H&M y Zara. Y todo apunta que tiene todas las papeletas para hacer posible el «sorpasso». Durante los nueve primeros meses del año la facturación de la compañía de origen chino se habría disparado hasta los 24.000 millones de dólares, según publica The Information.

En 2022 Shein cosechó una facturación de 23.000 millones de dólares y generó unos beneficios netos de 800 millones de dólares, de acuerdo con The Wall Street Journal. Por aquel entonces la multinacional china se marcó como objetivo que su facturación pegara un brinco del 40% a finales de este año. Y está en la senda adecuada para conseguirlo.

Las cifras de facturación revelan que Shein habría adelantado ya a H&M. En el periodo comprendido entre el 1 de diciembre de 2022 y el 31 de agosto de 2023 la empresa sueca facturó 16.400 millones de dólares y logró unos ingresos brutos de 8.200 millones de dólares.

Por su parte Inditex, la matriz de Zara, reportó unos ingresos de 18.300 millones de dólares (16.900 millones de euros) en el periodo comprendido entre el 1 de febrero y el 31 de julio de 2023. Y en este arco temporal sus beneficios brutos fueron de 10.600 millones de dólares (9.800 millones de euros).

La intención de Shein es convertirse en el nuevo Amazon

Shein tiene ambiciosos planes con el foco puesto en el futuro y se dispone a debutar en los parqués bursátiles a lo largo del año que viene. Pese a su crecimiento absolutamente encabritado, la empresa china no es en modo alguno ajena a los problemas. Y el Gobierno de Estados Unidos la acusa de trabajo forzado, de infringir los derechos de protección intelectual, de utilizar proveedores de origen dudoso y de explotar en su propio beneficio resquicios legales.

La última valoración de Shein fijó el valor de la compañía de 66.000 millones de dólares, una tercera parte menos que el año pasado, cuando logró una facturación de 100.000 millones de dólares. La multinacional de origen chino cuenta con el respaldo de importantes firmas de inversión como Sequoia Capital, Tiger Global y General Atlantic.

El principal gancho de Shein son sus precios excepcionalmente bajos que constituyen un alivio para el bolsillo del consumidor en el actual contexto inflacionista.

En marzo de 2020 Shein aglutinaba ya el 18% de la cuota de mercado en el área de la «fast fashion» en Estados Unidos. Y esa cifra se ha disparado hasta el 40% en apenas dos años. En noviembre de 2022 Shein engullía casi del 50% de todas las ventas emanadas de la «fast fashion», muy por delante de H&M (16%) y de Zara (13%). Además, en mayo de 2022 la app de Shein adelantó brevemente en cuanto a número de descargas a aplicaciones como TikTok, Instagram y Twitter.

Shein aspira en todo caso a mucho más que arrasar en el universo de la moda. Y sus planes pasan por metamorfosearse en una suerte de Amazon e incentivar generosamente a aquellos retailers que rebasen anualmente la barrera de los 2 millones de dólares en ventas.

Más allá de prendas de ropa y complementos, Shein comercializa también productos de electrónica de consumo y este año rubricó allende los mares un acuerdo con Forever 21 para distribuir artículos de esta firma en su tienda online y utilizar las tiendas físicas de la marca estadounidense para efectuar ventas y devoluciones.

 

Las alianzas como solución para gestionar la abrumadora data y la personalización del contenidoAnteriorSigueinteFemale Founders Day Madrid celebra su tercera edición como el evento de las emprendedoras con base tecnológica

Contenido patrocinado