Anunciantes

Sigue la polémica por el patrocinio olímpico de McDonald's y Coca-Cola, esta vez por la imagen de la comida basura

Sigue la polémica por el patrocinio olímpico de McDonald's y Coca-Cola, esta vez por la imagen de la comida basuraMcDonald’s es el principal patrocinador de los Juegos Olímpicos de Londres 2012 junto con Coca-Cola y este hecho no ha estado exento de polémica a pesar de que ambos han estado apoyando el evento desde hace bastante tiempo. Concretamente McDonald’s ha sido parte de los Juegos Olímpicos, desde 1976, y Coca-Cola desde 1928.

Aun así las críticas se han agolpado durante las últimas semanas. En primer lugar se produjo la llamado de la Real Academia de Colegios de Médicos de Inglaterra para prohibir por completo a las dos marcas en los Juegos. Luego vino un movimiento de la Asamblea de Londres (la versión de Reino Unido del ayuntamiento de la ciudad) para imponer restricciones más estrictas a los publicitarios durante los Juegos.

Y, en último lugar, la revista médica The Lancet ha lanzado el último golpe contra “la comida basura y las bebidas gigantes” por “estropear la visión saludable” de los atletas en lo más alto de los logros físicos humanos, lamentando la presencia de estos dos gigantes a unos metros de distancia del recinto olímpico.

La sociedad británica también se ha pronunciado, no sobre el contenido nutricional del menú de McDonald’s, sino contra sus patatas fritas. Y es que éstas tan sólo estarán disponibles para los Juegos Olímpicos, pero los ingleses se han pronunciado en contra de esto, dada la popularidad de sus propias patatas.

Los vendedores sólo tienen permitido vender las tradicionales patatas inglesas si éstas van acompañadas de pescado (el popular fish & chips). Esta norma provocó una pequeña tormenta en los medios ingleses, muchos de los cuales corrieron a ensalzar la cocina británica y se posicionaron en contra de McDonald’s.

Teniendo en cuenta todo el tiempo que McDonald’s y Coca-Cola llevan patrocinando los Juegos muchos años, ¿por qué se ha hecho tanto ruido en esta ocasión?

“Es importante en estos Juegos Olímpicos en concreto porque Gran Bretaña tiene un problema enorme con la obesidad y la diabetes” dice Robert Lustig, profesor de pediatría en la universidad de California, en San Francisco. “La idea de que el McDonald’s más grande del mundo esté en un país en el que la mayoría de su población no puede permitirse el lujo de comer allí es preocupante”.

McDonald’s alega que está cumpliendo con la defensa del consumidor. “Estamos lanzando códigos QR en los vasos y envases de nuestros restaurantes en la villa olímpica, un despliegue que aterrizará en la mayoría de nuestros mercados a finales de 2013” dice una portavoz de la empresa. También hizo hincapié sobre la inclusión de frutas y vegetales en los Happy Meals durante los Juegos. Lustig dijo que mientras para algunos consumir hamburguesas y beber Coca-Cola no tiene ningún efecto perjudicial sobre ellos, esto se aplica a los participantes de los Juegos, no a los espectadores.

“Si usted es un atleta y consume Coca-Cola, su hígado lo convertirá en glucógeno y obtendrá algo de energía extra para el próximo combate o carrera”, dijo. “Así, ¿puede la gente obtener un poco más de energía a partir de una lata de Coca-Cola? Sí, pero ellos no están haciendo publicidad para esta gente. Ellos están publicitándose hacia la gente gorda, que son los que van a beberse una Coca-Cola que se convertirá en grasa para su hígado“.

De hecho, el nadador y ganador de una medalla de oro Ricky Berens subió a Twitter una foto tras su victoria en la que aparece comiendo un menú de McDonald’s. Pero de hecho el mensaje no debería ser “no coma McDonald’s”, sino más bien “comience a nadar”.

Te recomendamos

Cannes

Regalos Ecology

Experiencias

Atresmedia

Compartir