líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

La situación

AnunciantesCamión de Estrella Galicia

Preocupación en las principales marcas por la huelga de transportes

La situación "límite" de Heineken, Inditex o Hijos de Rivera por la huelga de transportes

Ana Mora

Escrito por Ana Mora

Las marcas advierten de la gravedad de la situación por la huelga de transportes y de sus inminentes cierres si no cambia la situación.

Los efectos de la huelga de transportes están comenzando a notarse en la actividad de las marcas. Danone ya ha advertido de que tendrá que parar de manera inminente sus fábricas si no se llega a un acuerdo con la mayor brevedad posible. Pero no es la única compañía que está notando las consecuencias y que se ha visto obligada a cerrar de manera temporal por la falta de suministros.

Heineken ha sido otra de las que ha avisado de los problemas que está teniendo y de que en las próximas horas podría interrumpir la distribución. Si el paro de los transportistas continúa, no podrán trasladar sus productos a las superficies comerciales, bares y restaurantes. Asimismo, influirá directamente en su aprovisionamiento de materias primas.

La cervecera se ha dirigido a las administraciones públicas para demandar que se garantice la libertad de movimientos de aquellos transportistas que sí quieren seguir trabajando. Heineken ha subrayado que está en contacto con distintas autoridades y asociaciones para encontrar soluciones.

Hijos de Rivera lleva desde la semana pasada informando de que no estaba recibiendo materias primas ni suministros básicos en la fábrica de Estrella Galicia por el paro. «Somos la Resistencia. ¿De verdad creéis que vamos a rendirnos?», decía la marca en un tuit.

Se ha llegado a un punto en el que incluso la Guardia Civil tuvo que escoltar 18 camiones de Estrella Galicia procedentes de Zamora para que llegaran a la central de A Coruña.

Más industrias afectadas por la huelga de transportes

Lactalis, que engloba a firmas como Puleva, Lauki o El Ventero, también se ha sumado a esa advertencia. Ignacio Elola, consejero delegado del grupo, ha señalado que no están recibiendo plásticos, papel, palés o algunos ingredientes necesarios para tratar o envasar los alimentos, por lo que los procesos no pueden avanzar con normalidad.

Apuntan a una situación «límite» en las fábricas, al igual que hizo Danone. Esta circunstancia ha hecho que, por ejemplo, el grupo Calvo haya cerrado su fábrica de conservas, afectados por la falta de suministro y los problemas de distribución.

Por su parte, Lidl ha echado el cierre a algunos establecimientos en Asturias, mientras que Volkswagen ha paralizado la producción de sus instalaciones en Pamplona.

Por otro lado, Amazon ha recibido menos suministro y, en consecuencia, ha habido retrasos en entregas de pedidos. Los piquetes han tenido también su impacto, puesto que no han dejado avanzar a los camiones de las empresas.

En este sentido, Inditex ha declarado que las entregas de sus paquetes podrían verse afectadas y que estos podrían llegar a sus destinatarios «con un ligero retraso».

 

El lugar es importante, pero "la compañía lo es todo", de Rosebud para BaleàriaAnteriorSigueinteLa Despensa amplía su comité de dirección con la llegada de Auxi Barea

Contenido patrocinado