Anunciantes

Sólo 4 de 29 refrescos de cola pasan con nota el examen del sabor, la química y el azúcar

colaQue los refrescos de cola están llenos hasta los topes de azúcar y no son precisamente el epítome de la salubridad es un secreto a voces.

Sin embargo, y según un reciente informe alumbrado por la organización alemana de consumidores Warentest, parece que las bebidas de cola no sólo están llenas a rebosar de azúcar (y calorías) sino también de sustancias nocivas para la salud e incluso de más alcohol de la cuenta.

No en vano, sólo 4 de los 29 refrescos puestos bajo la lupa por Warentest obtienen la calificación de “buenos”. Dos productos son tildados en el estudio de “deficientes”, cinco de “suficientes” y a la mayoría  se les cuelga la etiqueta de meramente “satisfactorios”.

Que un refresco sea valorado como “bueno” no quiere decir, no obstante, que su consumo sea recomendable, advierte Warentest.

Para llevar a cabo su informe, Warentest compró 35 botellas de cada uno de los 29 refrescos analizados (todas aproximadamente con la misma fecha de caducidad), practicó una serie de análisis y en aquellos casos con resultados particularmente llamativos se tomó la molestia de repetir los tests como medida de seguridad.

En las calificaciones globales de Warentest el 45% de la nota la engulle la denominada valoración sensorial de los refrescos por parte de profesionales entrenados en este tipo de análisis. En esa valoración sensorial son aspectos a tener en cuenta el aspecto, el aroma, el sabor y la sensación en la boca de los refrescos evaluados.

Otro 25% de la calificación final está relacionada directamente con la calidad desde el punto de vista químico de las bebidas, donde se buscan trazas de sus sustancias como el alcohol, los ácidos fosfóricos y el cloro.

El 15% restante de la nota global tiene que ver con el contenido de azúcares de los refrescos y la correcta declaración de que hacen estos de sus ingredientes en sus envases.

Los refrescos que mejor parados salen en el examen de Warentest son las colas libres de azúcares y endulzadas con edulcorantes. La ganadora absoluta en el test de Warentest es Coca-Cola Light (calificación de “buena” con 2,1 puntos). Siguen a este refresco Coca-Cola Zero (calificación de “buena” con 2,4 puntos), la marca Freeway Cola Light de Lidl (calificación de “buena” con 2,4 puntos), y la bebida River Cola 0% de Aldi (calificación de “buena” con 2,5 puntos).

cola1

En los refrescos de cola tradicionales el contenido medio de azúcar por medio litro es, de acuerdo con Warentest, de 16,5 terrones. Una cantidad que está muy encima de la recomendación de consumo diario de azúcar de la Organización Mundial de la Salud, denuncia la organización.

Las bebidas de cola peor valoradas en el test de Warentest son Isis Bio Fresh Cola (calificación de “suficiente” con 4,2 puntos), Red Bull Cola (calificación de “suficiente” con 4,5 puntos), Pepsi Light (calificación de “deficiente” con 4,8 puntos) y Club Cola Original (calificación de “deficiente” con 5,4 puntos).

En las malas calificaciones de los refrescos que están a la cola en los exámenes de Warentest influyen la escasa calidad de sus componentes químicos y también sus mentiras a la hora de declarar sus ingredientes reales. Red Bull Cola supera, por ejemplo, la cantidad de alcohol permitida por ley en los refrescos de cola.

Warentest echa en cara, por otra parte, a los fabricantes de cola que en la mayor parte de sus productos utilizan como colorante el controvertido “color caramelo”. Para la producción de este colorante se utiliza la sustancia nociva 4-metilimidazol, que en diversos experimentos con animales ha demostrado estar relacionada con el cáncer.

cola2

En la Unión Europa hay un límite para la utilización de 4-metilimidazol en el fabricación del colorante “color caramelo”. Sin embargo, para su presencia (global) en los alimentos no hay límites concretos. En Estados Unidos la cantidad máxima de consumo diario de 4-metilimidazol está fijada en los 29 microgramos.

Warentest asegura que en tres de los refrescos evaluados esta cantidad límite es superada con creces en sólo medio litro de producto. Y en otra bastan apenas 0,07 litros de bebida para sobrepasar esta cantidad límite. Entre los productos con mayor presencia de 4-metilimidazol destacan los dos refrescos con peores calificaciones (Pepsi Light y Club Cola Original).

Otro ingrediente que es posible encontrar a niveles alarmantes en algunos refrescos es el cloro. Esta sustancia, procedente en la mayor parte de los casos de productos de limpieza y de desinfección, está presente en elevadas cantidades, por ejemplo, en Pepsi Light.

Aunque las bebidas refrescantes están obligadas a contener por ley sólo 2 gramos de alcohol por litro, lo cierto es que uno de los refrescos analizados por Warentest, Red Bull Cola, contiene 3 gramos de alcohol por litro.

En los refrescos de cola hay agazapados también ácidos fosfóricos, los responsables de dar este tipo de bebidas su característico sabor ácido y chispeante.

El refresco con más elevado contenido en ácidos fosfóricos, que aumentan potencialmente el riesgo de enfermedades coronarias, es Fritz Cola. En el resto de bebidas de cola evaluadas por Warentest la presencia de ácidos fosfóricos es bastante menor.

Te recomendamos

México

2boca2

podcast

A3media

Compartir