Anunciantes

La sombra del "dieselgate" es muy alargada y afecta también a Fiat Chrysler

fiat-chryslerEl infame "dieselgate" situó en su día a Volkswagen en el ojo del huracán. Pero parece que el fabricante automovilístico alemán no fue el único al que le creció la nariz con las emisiones de sus vehículos.

Un informe de la EPA, la Agencia de Protección del Medio Ambiente de Estados Unidos, acusa ahora al conglomerado italo-estadounidense Fiat Chrysler de haber trucado el software de sus algunos de sus coches (los Dodge Ram 1500 de 2014 y 2016 y los Jeep Grand Cherokee con motor diésel 3.0) para conseguir que pasaran con éxito (y con trampas) las pruebas de las emisiones.

De acuerdo con el informe de la EPA, el fraude afectaría a aproximadamente 104.000 vehículos, que continúan siendo, eso sí, totalmente seguros y cuya conducción es legal, afirma Janet McCabe, una de las responsables de la agencia.

El software que la EPA tiene el punto de mira posibilita que los vehículos afectados puedan emitir más óxido de nitrógeno del permitido por las leyes federales de Estados Unidos y ha sido desenmascarado en el trascurso de las investigaciones emprendidas por la agencia estadounidense para esclarecer si había más casos similares al “dieselgate” de Volkswagen.

Fiat Chrysler asegura, por su parte, que el software de sus vehículos cumple con la legislación vigente. Y se ha defendido alegando que todos los fabricantes automovilísticos utilizan estrategias para reducir las emisiones de sus coches sin que el rendimiento y la durabilidad de sus motores se vean comprometidos. Según Fiat Chrysler, este tipo de estrategias no ha interferido en ningún caso con los límites que sus automóviles no deben superar.

No obstante, y pese a que la compañía automovilística ha negado la mayor, lo cierto que el anuncio del informe de la EPA ha sentado a cuerno quemado a sus acciones, que se desplomaron ayer alrededor de un 15% en los mercados bursátiles.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir