Anunciantes

SONY ERICSSON, SAMSUNG Y SONY, LAS MÁS "VERDES"

Greenpeace cuida del Medio Ambiente no sólo utilizando el Rainbow, sino que se ha apuntado a la moda de las listas y ha elaborado, un año más, un ranking de los fabricantes de aparatos tecnológicos que más respetan la naturaleza, los que más limitan el uso de metales pesados o los productos químicos peligrosos (como el cadmio o el mercurio) en sus aparatos. En la última clasificación, Sony Ericsson, Samsung y Sony ocupan, respectivamente, las primeras posiciones, aunque ninguno logra un diez, según indica El País.

En la última edición, Greenpeace señala cómo Sony Ericsson y Sony destacan por ofrecer modelos de terminales sin PVC (plástico clorado que se utiliza muy frecuentemente) o cómo Samsung ha aumentado el número de productos libres de sustancias químicas contaminantes, a pesar de que sólo recoge viejos aparatos en algunos países.

Nintendo, que está arrasando con la Wii, se lleva el mayor rapapolvo de los ecologistas: ha sacado un cero porque no ha obtenido ni un solo punto de los criterios de puntuación establecidos. Tampoco quedó mejor Microsoft gracias a su consola Xbox, ya que hasta 2011 no prevé eliminar las sustancias peligrosas, y todavía tiene un “débil” programa de recogida. Peor parada sale Philips, que carece de calendario para eliminar las sustancias perjudiciales.

Mientras que algunas firmas como Dell o Acer mantienen sus posiciones respecto a 2006, Nokia y Motorola han sufrido una “pronunciada caída”; la primera pasó del primer al noveno puesto por “su mala conducta respecto a la recogida y reciclado de sus productos”. Por su parte, Motorola cae desde la novena posición a la decimocuarta por carecer de calendario de retirada para los productos contaminantes. Una conducta distinta a la de Toshiba, que ha subido gracias a sus “grandes mejoras” en el uso de sustancias tóxicas.

También sube Apple aupada por su decisión de que todos los nuevos ordenadores iMacs se vendan con cubiertas y tarjetas de circuito impreso libres de bromo y sin cableado interno que contenga PVC. De hecho, se ha comprometido a eliminar todos los usos del PVC y retardantes de llama bromados a finales de este año.

Según indica El País, cada año se tiran entre 20 y 50 millones de toneladas de productos tecnológicos, casi la misma cantidad que de envases, pero mucho más contaminantes. Para hacerse una idea, Greenpeace calcula que, si se alinearan, podrían dar la vuelta al mundo.

Te recomendamos

Cannes

Regalos Ecology

Experiencias

Atresmedia

Compartir