Anunciantes

Starbucks adopta una política de puertas abiertas en Estados Unidos

Starbucks considerará como cliente a cualquier persona que entre en sus cafeterías aunque no consuma

Tras los acontecimientos racistas que se han experimentado en sus cafeterías, Starbucks ha decidido adoptar una política de puertas abiertas en Estados Unidos. A partir de ahora, cualquier persona que entre en sus locales será considerado cliente, aunque no consuma.

Starbucks considerará como cliente a cualquier persona que entre en sus cafeterías aunque no consuma Starbucks ha decidido modificar sus políticas en Estados Unidos. La cadena de cafeterías ha enviado una misiva a sus empleados en la que ha expresado que “Cualquier persona que entre en nuestros espacios, incluidos patios, cafeterías y baños, independientemente de si hace una compra, se considera un cliente“.

Esta política de puertas abiertas surge después de que varios de los empleados de la cadena de cafeterías mostraran una actitud racista con algunos de sus clientes. En concreto, el mes pasado, la responsable de sus establecimientos en Filadelfia, llamó a la policía al ver que Donte Robinson y Rashon Nelson, dos hombres negros, ocuparan una de las mesas sin consumir. Finalmente, ambos salieron esposados de la cafetería.

Este hecho fue grabado por algunos de los clientes que se encontraban en el local de Starbucks y se hizo rápidamente viral en las redes sociales, provocando que algunos usuarios amenazaran a la compañía.

Tanto la Policía de Filadelfia como Starbucks se disculparon por lo sucedido. Además, Kevin Johnson, consejero delegado de Starbucks declaró que la compañía tomaría medidas para “abordar los perjuicios implícitos, promover la inclusión, evitar la discriminación y garantizar que todos dentro de una tienda Starbucks se sientan seguros y bienvenidos”,

En este sentido, la cadena de cafeterías cerrará el próximo 29 de mayo 8.000 establecimientos en Estados Unidos durante una tarde para impartir a sus 175.000 empleados un seminario contra la discriminación racial.

Por el momento, la política de puertas abiertas que ha adoptado la cadena de cafeterías no ha sido vista con buenos ojos por parte de algunos clientes. Esto se debe a que algunos consideran que los establecimientos de Starbucks en Estados Unidos podrían transformarse en un refugio para vagabundos y drogadictos.

Ante estos temores, Starbucks ha expresado que, aunque considere como un cliente a cualquier persona que entre en sus locales, habrá ciertas conductas que no tolerará dentro de sus cafeterías.

Te recomendamos

Cannes

Mundial

JCDecaux

Katapult

Atresmedia

Compartir