líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Esta startup empuja a la industria chocolatera para hacerla caer en la marmita de la sostenibilidad

AnunciantesImagen de la nueva y provocativa campaña de The Nu Company

The Nu Comany, la startup que desafía a los gigantes del chocolate

Esta startup empuja a la industria chocolatera para hacerla caer en la marmita de la sostenibilidad

The Nu Company ha invitado a grandes corporaciones alimentarias como Nestlé, Bahlsen o Ferrero a una cumbre para debatir sobre la "pureza" de chocolate.

Las disrupciones tienen el poder de poner patas arriba los mercados en los que tienen a bien abrirse paso y de metamorfosear a los que tienen la vitola de gigantes en minúsculos enanos. Quizás el caso más paradigmático es el de Tesla, que ha conseguido hacer temblar (de puro miedo) a titanes automovilísticos de la talla de Ford, Toyota o Volkswagen.

El mercado de la alimentación se presta a bote pronto bastante menos a las disrupciones, pero hay una pequeña startup oriunda de Leipzig (Alemania) quiere hacer trizas las leyes por las que se rige actualmente el ramo chocolatero. Hablamos de The Nu Company, que ya el año pasado acaparó un buen número de titulares por una vitriólica campaña en la que denunciaba públicamente la política de alimentación y protección del consumidor de la ministra alemana de Agricultura Julia Klöckner y llamaba simultáneamente a los gigantes de la industria alimentaria a ser por fin más responsables.

A The Nu Company, que se define a sí misma como una startup social de alimentación, le interesan particularmente dos asuntos: el elevado contenido en azúcares presente en muchos alimentos y la profusa utilización de plásticos de un solo uso en el ramo alimentario.

Tras aquella cacareada campaña The Nu Company, que no tiene prurito alguno en involucrarse en una auténtica batalla de David contra Goliat, vuelve de nuevo a la carga para invitar a grandes corporaciones alimentarias como Nestlé, Bahlsen o Ferrero a una cumbre para debatir sobre la «pureza» de las barritas de chocolate. El encuentro tendrá lugar el próximo 21 de octubre en Leipzig.

La cumbre a la que The Nu Company se dispone a invitar a sus rivales viene acompañada de una llamativa campaña de publicidad exterior rubricada por la agencia Kastner en la que pueden leerse frases como «Lo que se come en 5 minutos no necesita un envase que perdure 200 años» o «El chocolate debería hacer sonreír a los niños, no hacerles trabajar».

Aunque a priori cabría suponer que ninguna gran empresa alimentaria se avendría a aceptar la singular invitación de The Nu Company, hay una compañía que ha agarrado el guante arrojado por la startup. Hablamos de la firma germana Bahlsen, cuya principal accionista, Verena Bahlsen, ha agradecido públicamente a The Nu Company la invitación y ha invitado incluso a la startup a colaborar en un producto desarrollado al alimón.

Aunque Verena Bahlsen no acudirá personalmente a la cumbre del próximo 21 de octubre, sí enviará al encuentro a dos altos ejecutivos de Bahlsen. Y se ha avenido además a participar vía videollamada en la cumbre.

La industria chocolatera es cada vez más sostenible, pero no pone demasiado énfasis en hacérselo saber a sus clientes

Con el apoyo de Bahlsen The Nu Company pretende convencer a los grandes «players» de la industria chocolatera de emprender un profundísimo cambio que vaya desde el origen de los ingredientes hasta el packaging, explica Christian Fenner, cofundador de la startup teutona en declaraciones a Meedia.

A la cumbre organizada por The Nu Company asistirá no solo Bahlsen sino también otro competidor de la pequeña y osada empresa alemana: Tony’s Chocolonely. Esta marca oriunda de Holanda y muy involucrada en el mercado del chocolate procedente del comercio justo, tiene muchas cosas en común con The Nu Company y enarbola también la bandera de la sostenibilidad.

Fundada en 2005 por el productor de televisión Teun van de Keuken, Tony’s Chocoloney fabrica productos totalmente emancipados del trabajo forzado, esclavo o infantil. Además, los granos de caco empleados en las barritas de chocolate de la marca son 100% rastreables. En la actualidad Tony’s Chocolonely es líder en el mercado del chocolate en su patria chica con una cuota de mercado del 19% y ha iniciado ya su expansión internacional.

La sostenibilidad que The Nu Company reclama a sus rivales del ramo chocolatero tiene un rol cada vez más protagonista en un sector que, sin embargo, tampoco se esfuerza demasiado en dar a conocer sus esfuerzos en materia sostenible (creyendo quizás que a su clientela no le interesa).

En declaraciones a Meedia una portavoz de Ferrero asegura que los objetivos perseguidos por The Nu Company (menos azúcar, envases más sostenibles, reducción de la huella de carbono y condiciones de trabajo justo) son en realidad los mismos que mueven a la industria chocolatera en su conjunto desde hace años. Con una respuesta similar se descuelga Nestlé, que su ufana de utilizar aceite de palma 100% sostenible en todos sus productos.

 

GOIKO apuesta por los eSports y el gaming colaborando con el equipo de alto nivel MAD LionsAnteriorSigueinteLaura Gómez y Luciano Pieroni coordinaran estrategias digitales para AliExpress

¡Aviso de Facebook para la UE! ¡Necesitas iniciar sesión para ver y publicar comentarios de FB!
Contenido patrocinado