líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

El gigante automovilístico Stellantis se plantea apagar los motores en China

AnunciantesStellantis no descarta una retirada parcial de China

Stellantis contempla la posibilidad de abandonar el mercado chino

El gigante automovilístico Stellantis se plantea apagar los motores en China

Esther Lastra

Escrito por Esther Lastra

En el Salón del Automóvil de París Carlos Tavares, CEO de Stellantis, sorprendía hace poco a los medios poniendo sobre la mesa una eventual retirada de la empresa de China.

Durante mucho tiempo China fue una suerte de tierra prometida para la industria automovilística de Occidente. El gigante asiático ponía dinero a manos llenas en todas las marcas de coches que incursionaban en este mercado. Sin embargo, China, que se ufana de ser el mayor mercado automovilístico en todo el mundo, no es ya un negocio tan lucrativo como acostumbraba a serlo otrora para las empresas de automoción oriundas de Occidente. Cada vez más fabricantes son conscientes de esta lóbrega realidad, pero solo Stellantis se ha atrevido a hablar abiertamente sobre ella.

En el Salón del Automóvil de París Carlos Tavares, CEO de Stellantis, sorprendía hace poco a los medios poniendo sobre la mesa una eventual retirada (de naturaleza parcial) de la empresa que lidera en China.

Que Stellantis se esté planteando cortar amarras con China entronca directamente con la estrategia de la compañía de aligerar su porfolio de activos fijos, entre los cuales se encuentran lógicamente las fábricas. «Si continuamos adelante con esta estrategia, no necesitaríamos factorías en China», aseguró Tavares.

A finales de julio Stellantis ya dio síntomas de querer reducir su presencia en el país asiático. En aquel momento Jeep, filial del grupo automovilístico, anunció que desbarataría su «joint venture» con la empresa estatal china Guangzhou Automobile Group (GAC) y cerraría también la fábrica nacida de aquella asociación, que ha estado en funcionamiento durante doce años. Medidas similares podrían ser emprendidas también próximamente por otras subsidiarias de Stellantis como Peugeot y Citroën.

Stellantis no quiere abandonar por completo el mercado chino

En julio Tavares argumentó que la principal razón que sustentaba la decisión de Jeep de «divorciarse» de GAC era el afán del Gobierno chino por querer interferir cada vez más en las decisiones de negocio. Además, GAC, el socio local de Jeep, «no estaba haciendo tampoco lo que se suponía que debería hacer».

La situación geopolítica actual, con la creciente amenaza de China sobre Taiwán, jugó en todo caso también un rol importante en aquella decisión. «No queremos ser víctimas de las sanciones que otras compañías han debido afrontar últimamente en otras regiones», señaló Tavares, en clara referencia a las sanciones emanadas del conflicto bélico en Ucrania y Rusia.

Stellantis no quiere en todo caso retirarse por completo de China y continúa contemplando en este mercado más oportunidades que riesgos, aun cuando la competencia sea allí cada vez más feroz para las compañías automovilísticas procedentes de Occidente. Y es que marcas locales como Geely, BYD o GAC están a la altura (o incluso por delante) en el plano técnico de Stellantis, Volkswagen o General Motors, que han perdido inevitablemente cuota de mercado en el mercado chino durante los últimos años.

Temas

China

 

Google presenta My Ads Center, una función que permite al usuario decidir qué anuncios quiere verAnteriorSigueinteDisney+ es la plataforma de streaming que más crece por segundo trimestre consecutivo

Contenido patrocinado