líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Un supermercado introduce

AnunciantesImagen de las "cajas lentas" de Jumbo

Este supermercado holandés abre "cajas lentas" para hablar

Un supermercado introduce "cajas lentas" para quienes disfrutan dándole al palique mientras hacen cola

Esther Lastra

Escrito por Esther Lastra

En Países Bajos hay una cadena de supermercados que rehúye deliberadamente del desenfreno de la vida moderna con las "cajas lentas".

El frenesí de la vida moderna clava sus insidiosas garras en casi todo el mundo. Pocos parecen ser inmunes al contagioso virus de la premura que impone una sociedad empeñada en hacerlo todo (incluso lo más insignificante) con prisa. El apresuramiento prevalente en la sociedad actual es más que patente en las colas frente a las cajas de los supermercados, donde nadie parece dispuesto a perder un solo segundo de su valioso tiempo.

Sin embargo, en Países Bajos hay una cadena de supermercados que rehúye deliberadamente del desenfreno de la vida moderna con las denominadas «cajas lentas». En 2019 la cadena holandesa de supermercados Jumbo inauguró en la localidad de Vlijmen la primera «Kletskassa», una «caja lenta» en la que los clientes pueden permitirse el lujo de la parsimonia para charlar tranquilamente mientras hacen cola.

La idea es ofrecer a los clientes la posibilidad de conversar con otras personas cuando no tienen prisa por pasar de manera inmediata por caja.

Con sus singulares «cajas lentas» Jumbo aspira sobre todo y ante todo a combatir la soledad, que les pesa particularmente como una losa a las personas mayores.

La soledad, la lacra social que las «cajas lentas» de Jumbo aspiran a erradicar

Las «cajas lentas» han sido agasajadas con un «feedback» muy positivo por parte de los clientes de Jumbo, por lo que en septiembre de 2021 la cadena de supermercados se propuso hacer llegar las «Kletskassa» a puntos de venta de todo el país.

«Muchas personas, especialmente las más ancianas, se sienten a menudo solas», explica Colette Cloosterman-van Eerd, chief comercial officer de Jumbo. “Nuestro negocio está fuertemente imbricado en el corazón de la sociedad. Nuestras tiendas son un importante punto de encuentro para mucha gente y queremos jugar un rol importante identificando y combatiendo la soledad«, añade.

«Estamos orgullos de que muchos de nuestros cajeros estén encantados de sentarse tras nuestras ‘Kletskassa'», enfatiza Cloosterman-van Eerd. «Apoyan la iniciativa y quieren ayudar a la gente a establecer contacto con otras personas de manera totalmente desinteresada», señala. «Se trata de un pequeño gesto muy valioso», agrega.

«Por lo general, hago mis compras todos los días, a menudo por la mañana, cuando está más tranquilo. Aquí siempre ha habido tiempo para charlar, yo vengo desde hace veinte años. No tienes que lidiar con clientes impacientes en la fila. Con los cajeros más jóvenes hablo principalmente de charlas triviales, es muy divertido», apunta Annie, de 72 años y clienta habitual de una tienda de Jumbo en la localidad de Udenhout.

Temas

Retail

 

"Nuestro objetivo es ayudar y fidelizar a 1.000 pymes antes de cerrar 2024", Jaime Cabezas, CEO de Media PowerAnteriorSigueinteNordVPN ha confirmado su política de no registro por tercera vez

Contenido patrocinado