Anunciantes

Telefónica pone de patitas en la calle a la amante del hijo de Gadafi

Telefónica pone de patitas en la calle a la amante del hijo de GadafiDurante seis años, Vanessa Hessler ha sido el rostro publicitario de Alice, filial alemana de Telefónica. Ahora, un affaire con Mutassim Gadafi, hijo del Muamar al Gadafi, ha costado el empleo a la modelo italo-americana. Tal y como confirma un portavoz de la división alemana de Telefónica a Horizont, la compañía ha decidido prescindir de los servicios Hessler.

El motivo de la rescisión del contrato son las polémicas declaraciones hechas la semana pasada en la prensa internacional por Hessler, en las que ésta desvela su relación sentimental con Mutassim Gadafi, hijo del depuesto dictador libio Muamar al Gadafi. Además, la modelo dedica adjetivos elogiosos a la familia de Mutassim Gadafi, fallecido en un enfrentamiento con los rebeldes el pasado 20 de octubre en Sirte. “Su familia y sus hermanos no son como se les representa habitualmente en los medios. Son gente completamente normal”, asegura Hessler en una entrevista concedida a Bild. “Pienso en Aisha [hija de Gadafi] y en sus hijos. Obligarlos a abandonar el país ha sido un acto de violencia”, añade Hessler en la entrevista.

Estas declaraciones han puesto el punto y final a la relación de Vanessa Hassler con Alice, que Telefónica compró en noviembre de 2009 por 900 millones de dólares a Telecom Italia.

“Vanessa Hessler ya no será más la imagen publicitaria de Alice”, explica Albert Fetsch, portavoz de la división alemana de Telefónica, en declaraciones a Horizont. Las controvertidas declaraciones de Hessler han acelerado su despido, pero en realidad la ruptura entre Telefónica y la modelo era cuestión de tiempo, puesto a partir de 2012 la compañía tenía la intención de comercializar y publicitar todos los productos de Alice bajo la firma O2, nombre con el que opera actualmente la empresa española en Alemania.

Te recomendamos

#Highway2Sales

NH

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir