Anunciantes

Posible declaración unilateral de independencia de Cataluña

Temor e incertidumbre entre las empresas y marcas en Cataluña

Este miércoles 4 de octubre la Mesa del Parlamento catalán y la Junta de Portavoces se han reunido para fijar la fecha en la que se aprobará la declaración unilateral de independencia.

Tras el referéndum ilegal celebrado el pasado 1 de octubre, Carles Puigdemont y el PDeCAT se encuentran en negociaciones con la CUP y ERC para establecer los términos y condiciones de dicha declaración.

Fuera de Cataluña el Gobierno de Mariano Rajoy se encuentra ultimando las medidas con las que su Ejecutivo intentará solucionar la crisis generada. Un escenario al que se suma la huelga general celebrada en Cataluña el martes 3 de octubre.

Mismo día en el que el Rey Felipe VI se dirigía a la nación para dejar claro que la Generalitat se ha situado al margen de los términos democráticos quebrando la unidad de España.

España se ha convertido en el foco mediático y de preocupación del resto del mundo. Las principales cabeceras y televisiones internacionales se hacían eco de la actuación de las fuerzas de seguridad durante la celebración del referéndum, y de cómo el Gobierno no había sabido gestionar el conflicto.

Este escenario de inestabilidad política y social está comenzando a tener sus primeras consecuencias en el terreno económico y empresarial. Y no precisamente todas se han producido en los últimos días.

Las empresas reaccionan

Durante el segundo trimestre del presente año un total de 209 empresas cambiaron su domicilio social de Cataluña a otro territorio del país. Un balance negativo si tenemos en cuenta que sólo 131 escogieron Barcelona para instalarse. El 22% de las empresas que se han marchado durante el pasado año de Cataluña escogieron Madrid para su reubicación.

La última en tomar esta decisión ante la situación que atraviesa Cataluña ha sido Oryzon. La compañía que se erige como la principal empresa de biotecnología de Cataluña ha comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) su traslado a Madrid, tal y como recogen desde El Confidencial.

A través de un comunicado la compañía, ubicada hasta el momento en Cornellá de Llobregat traslada su domicilio social a la madrileña Carrera de San Jerónimo. Una decisión que ha sido tomada "con el fin de optimizar sus operaciones y la relación con sus inversores". Lo cierto es que se produce apenas dos días después de la celebración del referéndum ilegal.

Tal y como señalan en la citada cabecera la empresa está siendo una de las más castigadas en la Bolsa como consecuencia de la inestabilidad en Cataluña. En las últimas 24 horas sus acciones han caído un 4,28%.

La preocupación de Cataluña

Muchos han sido los empresarios que han mostrado su preocupación durante las últimas semanas ante la situación de Cataluña. Entre estos destacan las declaraciones efectuadas por el presidente de Mercadona Juan Roig.

Ha reconocido que está muy preocupado “como español y como persona”. "Hay un gravísimo problema en España y hay que reconocerlo", explicaba en El Corredor Mediterráneo. Una realidad inaplazable, evento realizado en Madrid en el que se dieron cita más de 1.500 empresarios.

"Los empresarios lo que queremos es tranquilidad para llevar nuestra empresa adelante y generar riqueza y los políticos, que es su trabajo, tienen que solucionar este problema, con el diálogo, el entendimiento y el reconocimiento de cada uno", recalcaba recordando la importancia del diálogo.

Según informan desde El Economista alrededor de un centenar de empresas y filiales de grandes multinacionales extranjeras con sede en Cataluña habrían preparado planes de contingencia para abandonar Cataluña en caso de la declaración unilateral de independencia.

"Muchas están preparadas para un eventual cambio de sede, que podrían realizar en menos de 24 horas, ya que solo necesitan que sus consejos de administración lo aprueben", explican varios de los abogados que habrían preparado ya estos planes de “huida exprés”.

Desde el Instituto de Empresa Familiar (IEF) han solicitado al Gobierno que se encuentre una solución urgente ya que la incertidumbre que se está generando se traduce en un verdadero freno para el desarrollo económico tanto de Cataluña como del país en su conjunto.

También se han producido reacciones en el sector bancario. A través de un comunicado interno enviado a sus trabajadores, CaixaBank ha dejado clara la importancia de comunicar de forma proactiva a sus clientes la defensa de sus intereses.

La entidad afirmaba respetar el derecho a la huelga de sus trabajadores, pero no ha dudado en recalcar que su objetivo principal es "proteger en todo momento los intereses de sus clientes, accionistas y empleados, garantizando la integridad de los depósitos".

Un compromiso que "guiará las decisiones futuras que, en caso de ser necesario, hayan de tomarse".

Otros sectores como el automovilístico están a la espera del devenir político. Empresas como Seat y Nissan se enfrentan al problema de dónde trasladar sus plantas ubicadas en Cataluña en caso de una declaración unilateral de independencia.

El 80% de los vehículos que se fabrican en la planta de Martorell de Seat se dedica a la exportación y tendrían que hacer frente a los fuertes aranceles impuestos por la Unión Europea.

La situación que atraviesa en estos momentos Cataluña podría tener consecuencias nefastas para su tejido empresarial. Basta con recoger los datos aportados hace unos días por el ministro de Economía, Luis de Guindos.

Este recordaba que el 40% de las exportaciones de Cataluña tiene como destino otras comunidades autónomas. Más del 40% restante se exporta a los países de la Unión Europea. En caso de una declaración unilateral de independencia hablaríamos de unos aranceles sobre los productos catalanes que se traducirían en un incremento del precio del 15%.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir