Anunciantes

¿Terror en la gasolinera? Tesco escaneará el rostro de los clientes en sus estaciones de servicio

tesco¿Hombre o mujer, joven o viejo? En las estaciones de servicio de la multinacional británica Tesco habrá en el futuro cámaras que escanearán el rostro de los clientes para hacerles llegar después publicidad personalizada. ¿Da un poco de miedo, verdad? También en la tierra natal de Tesco, Reino Unido, un país en el que la videovigilancia es el pan de cada día para la mayor parte de los ciudadanos. No en vano, alrededor de dos millones de cámaras siguen diariamente los movimientos de los británicos.

Aun así, y pese a que los británicos tienen ya "callo" en esto de la videovigilancia, los planes de Tesco han puesto los pelos de punta a los defensores de la protección de datos personales en Reino Unido. Tesco tiene la intención de escanear el rostro de los clientes en las 450 gasolineras que tiene repartidas por toda Gran Bretaña para hacerles llegar así mensajes publicitarios personalizados en función de su edad y su género.

Para llevar a cabo sus para muchos “terroríficos” planes, Tesco instalará monitores de tecnología punta en las cajas de sus estaciones de servicios que escanearán el rostro del cliente para diseñar publicidad personalizada que se ajuste que su edad y su género.

Según la empresa tecnológica Amscreem, que es la que ha diseñado este sistema, las cámaras instaladas en las gasolineras de Tesco observarán de cerca también las compras de los clientes y tomarán nota del momento del día en que éstas se producen para examinar la eficacia de los mensajes publicitarios de la famosa cadena minorista británica.

Una portavoz de Amscreen asegura que Tesco no grabará el rostro de sus clientes sin su consentimiento. Las cámaras se limitarán a catalogar el rostro del cliente en base a su género y tres tramos de edad diferentes y no almacenarán en ningún caso imágenes del consumidor, añade la portavoz.

De todos modos, y pese a estas matizaciones, los activistas de protección de datos personales de Reino Unido han montado en cólera tras conocer los planes de Tesco. Un representante de la organización Big Brother Watch habla, de hecho, de ellos como de “un enorme problema”.

Un problema que tiene todas las papeletas para convertirse en permanente, pues Simon Sugar, director de Amscreen, subraya que tiene la intención de implantar este sistema de vigilancia en la “mayor parte de supermercados de Reino Unido”. Y no sólo eso, sino también en hospitales, aeropuertos, estaciones y bancos.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir