Anunciantes

Walmart trabaja en un carrito que hace "transparente" al cliente

¿Terror en el supermercado? Walmart patenta un carrito que espía el ritmo cardíaco del cliente

La cadena estadounidense de supermercados Walmart ha registrado una patente para desarrollar un controvertido carrito de la compra que mide el ritmo cardíaco del cliente.

walmartQue los retailers (tanto los que se desenvuelven online como offline) están empeñados en saberlo todo sobre sus clientes no es nuevo. Aun así, la cadena estadounidense de supermercados Walmart parece ir un paso más allá en su afán por espiar al cliente (hasta el punto de convertir la experiencia de compra en algo potencialmente horripilante).

La multinacional estadounidense ha registrado una patente para desarrollar un carrito de la compra cuya asa mide el ritmo cardíaco del cliente, la temperatura de su mano, la firmeza del agarre al asidero e incluso la velocidad a la que camina el comprador.

Con la ayuda de los datos biométricos Walmart puede auxiliar al cliente cuando éste se encuentra necesitado de ayuda y radiografiar con suma precisión sus hábitos de compra.

De la mano de su singular carrito de la compra el retailer estadounidense espera obtener valiosos “insights” con el último objetivo de optimizar el diseño y la distribución de sus tiendas e identificar el momento en que grupos muy concretos de consumidores se muestran particularmente receptivos a nuevos productos.

El carrito de la compra de Walmart (que más allá de recabar datos sobre el consumidor, pretende también auxiliarle) es capaz asimismo de detectar cuando el cliente se desmaya y, empujado levemente por el comprador, puede moverse de manera autónoma y similar a una bicicleta eléctrica, puesto que está provisto de motor.

En la Unión Europea, y en vista del nuevo RGPD, el carrito que Walmart tiene en mente sería difícilmente compatible con la legislación vigente a menos que el usuario diera explícitamente su consentimiento (que muchos consumidores probablemente denegarían).

Hace algunos años la cadena alemana de hipermercados Real alumbró un proyecto para mostrar al cliente, en base a la tecnología de reconocimiento facial, anuncios personalizados en monitores emplazados junto a las cajas. Y muchos clientes montaron el cólera ante lo consideraron claramente un atentado contra su privacidad.

Tras ser víctima de un copioso chaparrón de críticas, Real finiquitó rápidamente su proyecto. Habrá que esperar para comprobar si el proyecto de Walmart corre o no igual suerte.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir