Anunciantes

THE BODY SHOP ROMPE CON EL BOCA-OREJA Y SUCUMBE A LA PUBLICIDAD

Desde que Anita Roddick la fundase, The Body Shop, ha seguido una línea comunicativa basada en el boca-oreja. La naturalista empresa de productos cosméticos, desde su creación ha apostado por la moda verde, el desarrollo sostenible y se ha alejados del hipócrita, opulento y falto de ética mundo publicitario. Sin embargo, tras años de rechazo, ha acabado sucumbiendo: esta semana se estrenará su campaña. ¿Por qué esta ruptura en su línea comunicativa?

La venta de la compañía a L´Oreal en 2006 marcó un antes y un después en la propia marca y en la percepción que sus consumidores tenían de ella. Las directrices de L´Oréal son la antítesis de la imagen que The Body Shop vende: desde usar animales para experimentar con sus cremitas, hasta invertir ingentes cantidades de dinero en desorbitadas campañas mediáticas, en general asociadas a la celebrity en boga.

Si no puedes con ellos, únete, pero únete sin romper con tu esencia del todo. Y así es como The Body Shop va a realizar su primera incursión en el mundo publicitario. La campaña, creada por Leagas Delanay, se dedica a proclamar eslóganes acorde con los primigenios valores de la marca: Nature´s way to be beatiful (La naturaleza, el camino para ser hermosa) o Less packaging, more beatiful (Menos packaging, más belleza). Y por supuesto nada de anunciarse en televisión, el medio más burdo, como hace su matriz (empezando porque su presupuesto ni roza los 70 millones de libras de ésta, tal y como recoge The Guardian): revistas de moda y algo de marketing directo y online para que el grueso de la promoción se haga, como antes, en el punto de venta.

Falta ver la respuesta de los fieles, y seguramente concienciados, consumidores de la insignia. Quizá se sientan traicionados: sus productos cosméticos corrompidos por la tiranía del mercado. O tal vez capte gracias a los anuncios a nuevos targets que aprecien sus esfuerzos. En tiempos de crisis, renovarse es la alternativa a morir.

Te recomendamos

Cannes

Regalos Ecology

Experiencias

Atresmedia

Compartir