Anunciantes

La bancarrota de Thomas Cook afecta a unos 600.000 turistas

Thomas Cook quiebra y deja en el aire las vacaciones de unos 600.000 turistas

El veterano grupo turístico británico Thomas Cook se ha declarado en bancarrota dejando en suspenso las vacaciones de unos 600.000 clientes. El Gobierno de Reino Unido ya ha iniciado, entretanto, un programa de repatriaciones.

thomas cookTiene 178 años de historia a sus espaldas, pero su experiencia en el ramo de los viajes no ha librado la compañía turística Thomas Cook de la quiebra. El grupo británico ha entrado en suspensión de pagos después de que naufragaran las negociaciones de emergencia con su principal accionista y  sus acreedores con el último objetivo de encontrar un rescate. Así lo ha confirmado este lunes la Autoridad de Aviación Civil (CAA) de Reino Unido.

Thomas Cook, que emplea a 22.000 personas en todo el mundo (9.000 de ellas en Reino Unido), "ha cesado sus operaciones con efecto inmediato", según ha informado la CAA.

Actualmente la empresa tiene en el extranjero a 150.000 turistas oriundos de Reino Unido (que están, por lo tanto, a la espera de ser repatriados). El total de turistas afectados ascendería a los 600.000.

Después de una maratoniana jornada de reuniones en Londres Thomas Cook no ha podido echar el lazo a los 200 millones de libras (unos 227 millones de euros) que necesitaba en calidad de fondos extra para garantizar su subsistencia.

"Todas las reservas del Grupo Thomas Cook, que incluyen los vuelos y las vacaciones, han sido canceladas", recalca la CAA en un comunicado.

Por su parte, y en vista de la gravedad de la situación, el Gobierno de Reino Unido ha dispuesto ya un programa de repatriación que se iniciará hoy y se prolongará hasta el próximo 6 de octubre a fin de devolver a los turistas a su país de origen.

Reino Unido se enfrenta a la mayor operación de repatriación desde la Segunda Guerra Mundial

"Debido al número sin precedentes de clientes británicos que actualmente se encuentran de vacaciones y que han resultado afectados por la situación, la CAA ha asegurado una flota de aviones de todo el mundo para traer a los pasajeros de vuelta al Reino Unido", recalca la CAA en su comunicado.

De todos modos, algunos de los turistas afectados podrían tener que tomar vuelos comerciales alternativos a los dispuestos a priori por la CAA.

Consciente del enorme volumen de pasajeros afectados, la CAA ya prevé que haya algunas "alteraciones" y para evitarlas el organismo solicita a clientes británicos de Thomas Cook en el extranjero que no se personen en los aeropuertos hasta tener en sus manos sus billetes de regreso a Reino Unido.

Grant Shapps, el ministro británico de Transporte, ha anunciado que el Ejecutivo y el CAA fletarán "docenas" de vuelos chárter para trasladar de manera gratuita los clientes afectados. Además, el Gobierno británico cubrirá asimismo los costes de alojamiento de los clientes que habían adquirido paquetes vacacionales con Thomas Cook.

"Se trata de las mayor operación de repatriación en la historia de Reino Unido desde la Segunda Guerra Mundial", señala Shapps, que advierte que habrá probablemente "problemas y retrasos".

La compañía británica Thomas Cook opera en 16 países, tiene una flota de 105 aviones y es dueña de 200 hoteles y complejos hoteleros.

El grupo tenía previsto blindar esta semana un paquete de rescate con el gigante chino Fosun valorado en 9.000 millones de libras (1.023 millones de euros). El paquete de rescate fue retrasado, no obstante, por la exigencia de los bancos de contar con nuevas reservas de cara al invierno, que finalmente Thomas Cook no ha podido obtener.

Te recomendamos

CONECTADOS

EVO Banco

Podcast

SomosQuiero

Atres

Compartir