Anunciantes

Las marcas deben seguir anunciándose, pero sin caer en el oportunismo

En tiempos de coronavirus no es bueno que las marcas hagan mutis por el foro

El 66% de los consumidores coincide en señalar que la comunicación es actualmente más importante que nunca, según un reciente informe de Havas Media.

coronavirus

Autor de la imagen: Brooke Challen

El coronavirus ha dejado la economía en estado de hibernación. Sin embargo, que la actividad económica esté en buena en parte en suspenso no significa que las marcas deben dar el alto a sus campañas de publicidad. Condenar sus acciones publicitarias a la parálisis hace en realidad un flaco favor a las marcas. Así se desprende al menos de un reciente estudio llevado a cabo en Alemania por Havas Media.

De acuerdo con el informe, en el que tomaron parte 500 consumidores que fueron entrevistados en el periodo comprendido entre el 24 y el 26 de marzo, el 66% de los consultados coincide en señalar que la comunicación es actualmente más importante que nunca.

Que las marcas se tomen la molestia de adaptar su comunicación a la situación actual resulta del agrado de la mayor parte de los consumidores. En tierras germanas Aldi agasajó, por ejemplo, con datos extra a sus clientes de telefonía. Y el 54% alabó la acción emprendida por la célebre cadena de supermercados.

Anunciarse sí, pero sin caer en el oportunismo

Aun así, es absolutamente imperativo que las marcas impregnen sus campañas de sensibilidad y que no caigan en el "autobombo" puro y duro. El 43% de los consumidores condena a aquellas marcas que hacen uso del coronavirus para colocarse a sí mismas bajo los focos.

El oportunismo no es definitivamente bien recibido en tiempos de coronavirus. Y las marcas deben hacer necesariamente gala de un compromiso honesto en la lucha contra la pandemia. No se trata de comunicar por comunicar sino de hacerlo esforzándose por procurar beneficios a la sociedad en su conjunto (o a los segmentos más vulnerables).

Parece claro que, pese al COVID-19, las marcas deben seguir anunciándose, pero ¿dónde deben hacerlo? Hay muchas respuestas posibles a esta pregunta, pero una de ellas es definitivamente la televisión. De la crisis del coronavirus la pequeña pantalla ha emergido como una de las grandes ganadores. Y ungida con elevadas dosis de confianza, los anunciantes deberían confiar en ella como soporte publicitario.

Durante la última semana el consumo televisivo pegó una zancada del 31%. Y el uso de internet (incluyendo la omnipresentes redes sociales) se incrementó asimismo en un 24%.

Te recomendamos

Coronavirus

LiveMD

Outbrain

Podcast

FOA

Compartir