Anunciantes

Toyota circunda la Super Bowl para disculparse

La marca Toyota decidió comprar los espacios publicitarios anteriores y posteriores a la Super Bowl, como una estrategia de crisis para dar confianza a los consumidores y asegurarles que responderá por los desperfectos en sus vehículos.

La Super Bowl constituye el mayor evento publicitario del año en Estados Unidos y sus espacios cuestan hasta 2,1 millones de euros por cada 30 segundos y fueron vendidos la semana pasada por lo que se especula que la marca pudo recurrir a esta solución como un modo de llegar a la mayor parte de las audiencias.

La marca no reveló cuando gastó en los anuncios circundantes de la target="_blank">SuperBowl pero la semana pasada ya había iniciado una campaña en las redes sociales y en internet para atender a los consumidores.

Esta iniciativa tuvo por componentes la creación de microsites en el Reino Unido y el lanzamiento de un vídeo del presidente de la marca en Estados Unidos, mientras que en España, Toyota subió un número de pago a la web de la empresa, donde los clientes pueden pedir asistencia.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

EL OJO

Compartir