líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

TRABAJAR PARA UNA MARCA COMO EMBAJADOR

Son algo más que prescriptores, son embajadores de marca. Para ser uno de ellos y ganar entre 1.000 y 30.000 euros mensuales hay que tener don de gente, carisma, capacidad de aprendizaje y dotes de comunicación. El trabajo consiste en convencer al entorno de las cualidades de un producto, por lo que el requisito fundamental es tener la habilidad de influir en los demás. Con las restricciones impuestas a la publicidad de alcohol y de tabaco, son estos sectores los que más están utilizando esta nueva estrategia de marketing.

«Un embajador es un líder de opinión en un determinado círculo de personas. Es alguien creíble y sus consejos llegan porque son de una persona cercana», explica José Risco, director general de Señor Goldwin. No son simples consumidores, deben de conocer bien el producto, creer en él y transmitir con naturalidad sus valores. Tampoco se trata de la publicidad tradicional que utiliza a famosos del mundo del cine, la música o los deportes como imagen de marca. La mayoría de los embajadores de marcas de alcohol y tabaco son los llamados líderes de la noche.

Un ejemplo de este tipo de profesionales es Álvaro Gómez, embajador de Chivas. «Primero te forman y luego tratas de influenciar en tu entorno. Actúas un poco de psicólogo. Primero tratas de hacer que lo conozcan y lo prueben con la idea de que lo lleguen a consumir», explica en Cinco Días. Este tipo de embajadores son una especia de relaciones públicas cuyo objetivo es extender el mensaje de unos amigos a otros a través del «boca-oreja».

GOOGLE SE EXPANDE HASTA LA TELEVISIÓN GRACIAS A NIELSENAnteriorSigueinteESPIGA CAPITAL CONFÍA EN LAS POSIBILIDADES DEL GRUPO POOL

Noticias recomendadas