Anunciantes

Tras el accidente de Germanwings los alemanes confían en la filial low cost de Lufthansa

A pesar del accidente aéreo de Germanwings, la compañía sigue teniendo una buena imagen en Alemania: según una encuesta, el 81% de los alemanes mantiene su confianza en la compañía. En cambio, sus competidores low cost no pueden decir lo mismo.

El 2015 está siendo un mal año para Germanwings y su filial de bajo coste Lufthansa Chart. El accidente que tuvo lugar en los Alpes y que provocó la muerte de 150 personas, seguirá unido por mucho tiempo al nombre de la compañía.

Al parecer, a pesar del terrible accidente aéreo, la imagen de Germanwings no es tan mala como se podría pensar. Según un estudio encargado por la Asociación PR -material del que dispone en exclusiva el periódico Der Spiegel- el 81% de los alemanes sigue confiando en la aerolínea y tan solo el 11% dice haberla perdido por completo. Para esta encuesta, el Instituto Mentefactum ha realizado 1.000 entrevistas a personas de más de 14 años.

El presidente de la GPRA, la asociación de agencias de comunicación y relaciones públicas de Alemania, Uwe Kohrs, cree que la reacción y posterior gestión de la compañía ante el accidente, ha reforzado la confianza de los pasajeros. “Lufthansa ha sabido responder emocionalmente a la catástrofe en lugar de esconderse detrás de un departamento de comunicación”, afirma el experto en marketing. “Con frecuencia los directivos suelen reaccionar solo racionalmente”. Este tipo de respuestas se perciben como “espeluznantes y frías”. El propio presidente de la compañía, Carsten Spohr remarcó durante la rueda de prensa del accidente, que él mismo también era piloto.

Germanwings por delante de Ryanair y de EasyJet

Germanwings mantiene la confianza de los pasajeros por delante de sus competidores internacionales. La encuesta desvela que solo el 47% de los alemanes confía en Ryanair Chart, mientras que un 17% dice desconfiar. Los datos empeoran al valorar EasyJet, en la que confía el 37% de los encuestados frente al 19% que no lo hace. La aerolínea Air Berlin no fue valorada en este estudio.

El gran problema para la compañía británica es que sigue siendo desconocida para una gran parte de los alemanes. El 28% de los encuestados afirman que el nombre “Ryanair” no les suena y un 37% dicen lo mismo de “EasyJet”.

Hay muchos motivos por los que las compañías low cost despiertan rechazo entre los pasajeros, explica Uwe Kohrs. La imagen del presidente de Ryanair, Michael O’Leary, es agresiva y él es percibido como un “alborotador”. Además su compañía solo se asocia al la idea de “barato” y no “barato y seguro”.

A esta imagen, escapa German Wings. Sin embargo, esta percepción positiva puede cambiar: el conflicto salarial entre Lufthansa y los pilotos y personal de cabina, sin duda no ayuda. Lo mismo ocurre con la lucha por las indemnizaciones a los familiares de las víctimas del accidente aéreo, que podría costarle a la aerolínea las simpatías que despierta.

Y lo que está por llegar, es la fusión que llevará a cabo el presidente Kohrs y la filial Eurowings. Solo el tiempo dirá si la reputación de German Wings recobra el vuelo o desaparecerá definitivamente.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir